Libros: Vinilos Eros

Por , el 28 - 12 - 2011

1

Cuando me enteré de la publicación de un libro como Vinilos Eros me vino a la mente un recuerdo de mis días universitarios. En el típico tablón de anuncios, ese rectángulo de corcho en el que lo mismo se avisaba de una próxima fiesta etílica como se buscaban componentes para un nuevo grupo musical o compañeros para compartir piso de estudiantes, apareció un día un papel realmente llamativo. El texto que contenía estaba dividido en dos partes: el que se situaba en la parte inferior, llena de frases extensas pero de pequeño tamaño, y el que colmaba la superior, que realmente era una única palabra. Aquellas cuatro letras en mayúscula y a gran tamaño que la conformaban ofrecían cuerpo al término SEXO. Luego, justo debajo, y ya muchísimo más pequeño, se añadía: «Ahora que hemos llamado tu atención, queremos hablarte de…». Lo que seguía en esta frase eran nimiedades sobre grupos de estudio o talleres de trabajo. Pero el creador o creadores de aquel cartelito habían conseguido su propósito, pues no había estudiante, ya fuese del género masculino o femenino, que no se parase a leer el citado anuncio.

1

El mundo de la música, de los discos, de los primeros 33 rpm y del advenimiento de las iniciáticas fundas ilustradas, vio más pronto que tarde el valor y el peso que el erotismo y la sexualidad tenían en la sociedad. Su poder para atrapar la mirada y capturar los pensamientos. Así que los artistas gráficos, dibujantes y demás profesionales que se dedicaron a dar empaque con sus obras a las grabaciones de audio de todo pelaje o corrientes estilísticas, no dudaron en añadir esta tan juguetona y resolutiva temática. Los resultados fueron realmente dispares, y van desde lo zafio a lo sublime, pasando por guiños lascivos a un público que lo mismo soñaba con descargas sónicas como con fotografías o ilustraciones sugerentes. Vinilos Eros, llegando a las casi cuatrocientas portadas compiladas para su contenido, complementadas con detallados textos explicativos, hace un apasionante viaje por el fetichismo, el sexo sin tapujos en una instantánea o los goles marcados a las retrógradas censuras.

Desde el bondage hasta la danza del vientre, desde las bacanales en grupos reducidos al recuerdo de las más erotizantes pin-ups. Saltando de la cubierta del Lovedrive de los germanos Scorpions, obra del equipo creativo Hipgnosis, al menashatrua que Jack Nitzsche nos ofrece en la portada de su redondo Heart Beat gracias a la fotografía de Laszlo Kovacs. Y así hasta toparnos con álbumes de Roxy Music, War, Jesse Green, Village People, Boney M., Tito Puente, Miles Davis, 38 Special o James Brown, por citar a nueve combos o artistas, de una interminable lista, que se han servido del efecto provocativo que se logra con estos enfoques temáticos.

TÍTULO: Vinilos Eros
AUTOR: Bernard Marcadé, Dominique Dupuis y Matthieu Flory.
EDITORIAL: Somoslibros.

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.