MiniMoon, influencia asiática en el techno de los ochenta

Por , el 26 - 10 - 2011

Los periodistas por general nos dedicamos casi siempre a hablar de lo que está de moda o tiene más tirón e impacto mediático, lógico por otra parte, pero también solemos tener ojo y muchos coincidimos cuando nos encontramos con algo original y diferente como en este caso es MiniMoon. Ellos son dos, Marcos Miranda, conocido por su trabajo en Lo+Plus y Najwa Nimri y Mario Matamala con quien militó en las filas de Deneon, aquella formación postmoderna que destilaba funk, electro y 2-step y en esta nueva andadura se embarcan en una suerte de techno-pop ochentero de innegables raíces británicas salpicado de multitud de sonoridades tradicionales asiáticas. Duran Duran, China Crisis, The Human League o Japan vienen pronto a la cabeza: “Desde luego nuestras influencias están ahí, pero claro, luego aplicas todo tu bagaje y lo traes a un sonido del 2011 que es es lo que hemos pretendido”, nos comenta el propio Marcos.


El resultado es este MiniEarth (Doitter), un trabajo denso a la par que sobresaliente, de una hora de duración, apto sólo para gente que quiera dedicarle tiempo sin dejarse influir por modas: “Ambos llevamos mucho tiempo en esto como para embarcarnos en algo que nos motive aparte de lo que se haga ahora. No todo tiene que ser indie ¿no? Pero no nos lo hemos sacado de la manga, si te fijas, vuelve The Human League, o lo escuchas en lo nuevo de The Horrors, incluso lo ves en MGMT… hay corrientes que van y vienen. Además ahora estamos mucho más cómodos que en nuestra etapa en Deneon porque los registros de voz nos son más cómodos lo primero, y lo segundo porque creemos que las canciones tienen un gran peso por sí solas”.


Y eso quizás es el punto fuerte de MiniMoon, porque a pesar de ser de tan largo recorrido y tan intenso, es de una factura elegante. I Am Alone o Life Shop son las más ochenteras, las que tienen el deje más a lo Depeche Mode, mientras que Don’t Dig In My Heart o You Can Not Be Slave se sumergen de lleno en el Lejano Oriente. Hay algunas como Limbomania, donde lo encontramos sutil e incluso un gran cover de Love Will Tear Us Apart de Joy Division o una casi nana a piano para cerrar el disco, The Enchantment Of The Skin, “es una nana de verdad, que creé mientras acunaba a mi hijo”, sonríe, influenciada por el gran Ryuchi Sakamoto.


Más información en Club de Música
Tags: , ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 comentario

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.