Moderat – “Moderat” (BPitch Control, 09)

Por , el 25 - 05 - 2009

Moderat

Cuenta la historia que un buen día del pasado verano, Sascha Ring (más conocido como Apparat en los corrillos electrónicos) volvió a encontrarse con Gernot Bronsert y Sebastian Szary (o, lo que es lo mismo, Modeselektor) camino de la piscina. El uno en disoluta compañía femenina, los otros de la mano de sus recientes retoños. Tras los dimes y dimiretes de rigor tras un tiempo sin verse, el trío quedó en juntarse otro día con el fin de retomar un proyecto cinco años atrás olvidado y llamado Moderat.

 

Fue entonces, hace un lustro, cuando publicaron “Auf Kosten Der Gesundheit” (BPitch Control, 03), EP de título premonitorio -“casi nos dejamos la salud”- ante lo que sucedió después: cada uno siguió su camino y, a su manera, logró triunfar con sus respectivos proyectos.

De manera que su regreso, esta vez con un todo un álbum de título homónimo publicado por la todopoderosa discográfica BPitch Control, parece tener un mucho de revancha. Una especie de arreón final (quién sabe si con continuación) con el que dar por finiquitado aquello que no pudieron dejar acabado. Y de paso, si la cosa sale bien (como parece que lo está haciendo: buenas críticas, citas en los festivales más importantes…), llevarse a casa algo de beneficio.

Grabado en los estudios Hansa de Berlín, es decir, utilizando para ello un equipo analógico y vintage más viejo que la tata, “Moderat” es el resultado de mezclar dos personalidades tan dispares como complementarias. De manera que, mientras Modeselektor le dan el filo cortante a estas canciones con sus breaks como punzones y graves desorbitados (“Rusty Nails”, “Slow Match”), Apparat se dedica a crear atmósferas, tejer melodías y, en canciones como “Porc#2”, ponerle voz (tenue) al asunto.

Así que el disco termina debatiéndose entre la querencia jamaicana y el electro-pop, quedándose a medio camino entre la violencia sonora que esperaríamos de unos Modeselektor y la serenidad de un Apparat, sin que una se imponga sobre la otra. Lo curioso del caso es que las canciones ganadoras, casi todas excepto en un tramo final que se vuelve realmente tedioso, son aquellas en las una de las dos partes logra imponer su personalidad: “Seamonkey”, “Rusty Nails”, “Nasty Silence”, “Sick With It” más las anteriormente citadas.

Lo cual, en el fondo, no hace sino crear dudas sobre la validez de un proyecto como este.

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.