Muere Ronnie James Dio a los 67 años debido a un cáncer de estómago

Por , el 18 - 05 - 2010

 


Ronnie James Dio

 
El pasado año, al hacerse público el cáncer de estómago de Ronnie James Dio y su consiguiente tratamiento en un hospital de Houston, aparentemente, la situación estaba controlada. Cuando se anunció la nueva gira del legendario vocalista junto a Heaven & Hell (es decir Black Sabbath sin Ozzy Osbourne) parecía que la enfermedad había remitido. Sin embargo la suspensión de dicha gira debido a la indisposición del cantante, disparó alarmas y rumores, estos últimos desmentidos en un principio hasta que la realidad de su muerte, el pasado domingo, a los 67 años, golpeó al mundo del heavy metal con toda crudeza. Uno de los grandes iconos del estilo emprendía al viaje al más allá dejando un legado imperecedero así como un recuerdo marcado por la honestidad y por un profesionalismo auténtico.

 

Ronnie James Dio, bendecido por una voz maravillosa que creó escuela, dedicó la mayor parte de su vida al mundo del rock, con ventas millonarias de sus grabaciones. Desde niño, creció con el interés por la música y la literatura fantástica, sobre todo, por las leyendas del rey Arturo, lo que influiría posteriormente a la hora de su creatividad lírica.

 

En su adolescencia realizó estudios de trompeta, aunque, una vez introducido en el rock se decantó en un principio por la batería. En los años 70 formó su primer grupo, Elf, con quien grabó algunos álbumes. Durante una gira como teloneros de Deep Purple, entabló amistad con Ritchie Blackmore y cuando el guitarrista abandonó el grupo para formar su propia banda, reclutó a Ronnie para que se ocupara de las voces en Rainbow.

 

Después de tres años y cinco álbumes grabados junto a Ritchie, Dio comenzó una nueva etapa junto a Black Sabbath, con quienes grabó álbumes que han quedado para la posteridad como de lo mejor que compusieron en su periodo post Ozzy Osbourne. Dos en estudio, Heaven And Hell y Mob Rules, y el sensacional directo Live Evil. En una segunda etapa, en 1992, Dio retornó a Black Sabbath para contribuir en la grabación de Dehumanizer.

 

Pero Ronnie tenía como meta crear su propia banda, algo que consiguió finalmente. Sus inicios como artista en solitario fueron arrolladores, con álbumes tan carismáticos como Holy Diver, The Last In Line y Sacred Heart, una trilogía de lo más brillante. Su trayectoria continuó con algunos altibajos, pero siempre demostrando auténtica profesionalidad, traducida en grabaciones como, Intermisión, Dream Evil, Lock Up The Wolves y Strange Highways, hasta llegar 1996, año en que se editó Angry Machines.

 

Dio vivió para la música hasta el fin, sus últimas aportaciones fueron Master Of The Moon (2004), como artista en solitario y el excelente The Devil You Know (2009) con Heaven & Hell.

 

A escasas semanas de la muerte del líder de Type O Negative, Peter Steele, la música heavy vuelve a ponerse de luto con la desaparición de uno de sus más representativos personajes. Ronnie James Dio, quien patentara uno de los gestos más utilizados por los “metalheads”, la señal de los cuernos con los dedos índice y meñique, es ahora una leyenda.

 

LOCKY PEREZ
 
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 comentario

  • neon knight dice:

    grande entre los grandes, aunque siempre cercano, su voz y su magia nos acompañarán siempre: the man on the silver mountain, LA connection, die young, rainbow in the dark, caught in the middle, mistery, hungry for heaven, naked in the rain, we stars… etc-etc-etc-etc

    see ya

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.