Muñecas de la decepción

Por , el 08 - 06 - 2009

 
Artista: New York Dolls
Álbum:Cause I Sez So
Sello: Roadrunner Records
Fecha de publicación: 5 de mayo de 2009
Más información: web/myspace

 

Listado de temas:

 

01. Cause I Sez So ( 3:07)
02. Muddy Bones ( 3:00)
03. Better Than ( 3:22)
04. Lonely So Long ( 4:05)
05. My World ( 3:26)
06. Ridiculous ( 3:15)
07. Temptation To Exist ( 4:03)
08. Making Rain ( 4:06)
09. Drowning ( 3:32)
10. Nobody Got No Bizness ( 3:00)
11. Trash ( 3:52)
12. Exorcism Of Despair ( 2:45)

 

Cuando estamos viviendo los últimos coletazos de la primera década del siglo XXI uno comienza a preguntarse por qué será conocido este decenio en el terreno de lo musical. Si en décadas anteriores hemos encontrado grupos, estilos, que han marcado época, en ésta, la primera del nuevo siglo, parece más complicado encontrar ganadores. Diez años han dado para mucho pero para nada excepcional. Para el ocaso del nu-metal; para el advenimiento de diversos géneros surgidos en la siempre underground escena hardcore; para la operación de rescate del rock, aunque suene gracioso, de la mano de las bandas con el dichoso prefijo ‘The‘ delante; para el resurgimiento de los post-estilos, el rock bailable, el neo folk, …Pero personalmente pienso que esta década no será recordada por ninguno de estos géneros y bandas. En todo caso, lo será por la tendencia a la fusión estilística y, sobre todo, por las reuniones o ‘comebacks’ de múltiples grupos. Bandas de todos los géneros, con todo tipo de repercusión, han vuelto a los escenarios, a las giras, y a los festivales. En muchos casos estos regresos han venido acompañados de álbumes en estudio ya que hay que seguir en la brecha, y los clásicos de toda la vida tan sólo dan para vivir de las rentas durante un par de años. Es necesario satisfacer la necesidad de novedad que tiene el público y tener nuevo material que presentar.

 

En el caso de New York Dolls ya van por el segundo larga duración desde su vuelta a los escenarios en 2004. One Day it Will…., editado por Roadrunner en 2006, supuso una vuelta de los Dolls que conocíamos. Disco de rock and roll, destinado al olvido, que personalmente supuso una pequeña decepción, que fue solventada con una gran actuación en el Azkena Rock Festival de dicho curso. Dos años después, los de Nueva York no han repetido fórmula, lo cuál es de alabar si no fuese porque el resultado final es todavía más desconsolador, no sólo en comparación con los clásicos New York Dolls [Mercury, 1973] y Too Much Too Soon [Mercury, 1974], sino también con su predecesor. Cause I Sez So puede decepcionar a aquellos que busquen a los Dolls de toda la vida. Le falta chispa e imaginación, como demuestra la revisión a ritmo de reggae de uno de sus hits del pasado, “Trash”. Lo que sí resulta convincente es el trabajo de Todd Rundgren. El reencuentro entre New York Dolls y el productor, que ya trabajaron juntos en el debut discográfico de la banda, se ha concretado en un disco lleno de matices, con presencia de instrumentos poco habituales, que aportan en unos casos un toque árabe -”Drowning”- y en otros, latino, blues, country,…

 

 

En Cause I Sez So a penas hay huellas de las influencias tradicionales del grupo. No hay rastro de Rolling Stones ni de Chuck Berry. No hay rock and roll. Tan sólo las dos primeras canciones nos pueden llevar al equívoco. Llama la atención la falta de ese sentido lúdico, de ese carácter divertido, desenfadado, que era habitual en los Dolls. Por contra, encontramos un disco de rock maduro, si es que esto existe. Muy elaborado, minucioso, detallista, pero aburrido. Canciones de medio tempo sin chispa alguna, con uso, y abuso, de guitarras acústicas; diseñadas para mayor gloria de David Johansen. “Better Than”, “Lonely So Long”, “My World”, o “Making Rain” no son malas canciones, tal vez excesivamente tranquilas, pero sinceramente no suenan a lo que uno puede esperar de New York Dolls. Por el contrario, sí que me gustaría destacar la ‘bluesera’ “Ridiculous”, la balada “Temptation to Exit”, y la bailonga “Nobody Got No Bizness”. Tres oasis en el desierto.

 

Ante tanta evolución y cambio inesperado uno tiene que pensar que han pasado tres décadas desde que salieron los dos primeros trabajos de la banda. Y que todos los músicos, también los Dolls, tienen el derecho de progresar o a madurar. A lo que hay que añadir que realmente este reencuentro tan sólo lo es de dos de sus miembros -David Johansen y Sylvain Sylvain- ya que Jerry Nolan, Arthur Kane y Johnny Thunders llevan años criando malvas, por lo que es normal que estos Dolls no sean los que esperamos, y admiramos. Quizá si uno se toma el álbum como un reencuentro de David Johansen y Sylvain Sylvain tras tres décadas, en el que cada uno aporta el bagaje que ha aprendido durante este viaje, se pueda entender y, sobre todo, disfrutar del resultado de Cause I Sez So. No he conseguido hacerlo, espero que ustedes sí.

 

Valoración: 60

Texto: Carlos Ayllón
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.