Música, droga y peleas: cuando grabar un disco era imposible

Por , el 12 - 11 - 2013

Hacen falta varios ingredientes fundamentales para crear la correcta atmósfera en la grabación de un nuevo disco. Un estado perfecto de concentración, el lugar adecuado y la inspiración que permita a todos los integrantes de un grupo o banda da darlo todo, en el estudio. Pero si falta uno de estos elementos, si no pierde el equilibrio y la armonía, puede pasar cualquiera cosa… Por ello en la historia de la música hay varios ejemplos de discos que han sufrido increíbles retrasos y otros han tenido hasta que ser cancelados. A continuación, algunos de las situaciones que nos demuestran como, a veces, grabar un álbum se convierte en una tarea realmente imposible, principalmente por culpa de las drogas y de la personalidad de algunos artistas muy eclécticos.

1967 – The Beach Boys ‘Smile’. Brian Wilson, completamente adicto a las drogas, se convención que las grabaciones estaban malditas y que algunos incendios ocurridos en algunos locales de la zona del estudio estaban relacionados con el proyecto discográfico. Tan solo en 2011 el grupo consiguió acabar las grabaciones, recuperando el material ya existente.

1969 – The Beatles ‘Let It Be’. Una pequeña polémica entre George Harrison y John Lennon que casi se convierte en pelea cuando Yoko Ono come, sin permiso, una galleta de Harrison. Una situación de constante tensión debida a la presencia de la mujer del legendario autor de Imagine, que tuvo como consecuencia la ruptura definitiva de Beatles.

1972 – The Rolling Stones ‘Exile on Main Street’. Cuatro años tardaron Mick Jagger y compañeros en terminar este disco con Keith Richards encerrado en un castillo en el sur de Francia completamente victima del abuso de heroína. El baterista del grupo más de una vez confirmó el estado casi comatoso de todos los integrantes de Rolling Stones, pero al final consiguieron firmar lo que es, posiblemente, su mejor disco.

1992 – The Happy Mondays ‘Yes Please’. La discográfico envió el grupo a Barbados con el objetivo de evitar que Shaun Ryder pudiera procurarse sus dosis de heroína. Fue un grave error considerando que en esos lugares es muy fácil obtener crack y cocaína. Los chicos estuvieron viviendo en la casa de Eddy Grant y vendieron todos los muebles para pagarse las dosis con Ryder que secuestró las grabaciones amenazando con destruirlas durante una crisis de abstinencia.

1997 – Radiohead ‘OK Computer’. Grabaciones interminables, falta de ideas y de orden. Thom Yorke declaró haber casi sufrido un shock por el estrés,  sin esconder las continuas tensiones con el baterista y amigo Phil Selway y con también Johnny Greenwood que reveló que en el estudio faltaban los aseos y una zona para poder comer.

2003 – The Libertines ‘The Babyshambles Sessions’. Un desastre el intento de grabar el disco en Nueva York con Pete Doherty desaparecido durante días tras haber subido a un taxi para ir en búsqueda de drogas. Barat dejó el proyecto inmediatamente después y Doherty tuvo que completar el trabajo completamente solo.

2012 – William Orbit y Blur. El famoso productor de ‘Ray of light’ de Madonna, William Orbit entra en estudio en verano de 2012 para colaborar con Blur, el grupo de Damon Albarn. Las sesiones de grabaciones son una verdadera pesadilla desde el principio: gritas, insultos, gente borracha y cambios repentinos de letras y música. Tras haber aguantado una semanas, Orbit abandona el proyecto y hace poco declaró a una revista musical que todavía no ha sido pagado por su trabajo.

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.