Nacho Vegas + Refree – Teatro Circo Price (Madrid) – 29/03/2011

Por , el 31 - 03 - 2011

¡Y Nacho Vegas llegaba al Price! Era la tercera cita madrileña, pues los dos anteriores recitales fueron engalanados por la decoración que muestra la Joy Eslava, ambos con entradas agotadas. Y es que el de Gijón está viviendo una ascensión de popularidad que cada vez va a más.

Como se ha podido saber, Vegas repitió en la capital española para ofrecer un tercer show a sus fieles tras haber colgado el cartel de ‘sold out’ con anterioridad. Desde el punto de partida de esta gira en Valladolid, “La zona sucia” se ha ido presentando y desarrollando con notable éxito. Y no es para menos, pues este nuevo trabajo contiene una colección de canciones más luminosas y menos densas. De esta manera Nacho Vegas ha tocado en directo prácticamente todas las composiciones pertenecientes a su último álbum de estudio. En el caso de la pasada noche en el Teatro Circo Price, sonaron bajo los focos los acribillados temas de “La zona sucia” de manera íntegra, salvo ‘La comedia humana’.

Precioso marco el de este mítico recinto que cobijó un delicioso y salvaje espectáculo tanto lírico como musical. Pero antes de que el bueno de Nacho saliera a escena junto a sus músicos, los catalanes Refree (con Raül Fernández a la cabeza), exponían su bonito repertorio que repasaba de manera resumida la obra contenida en sus cinco discos. Así se pudo degustar ‘Ciempiés’ o la ampulosa y ambiciosa ‘Mil i un possibles finals’. Sendos cortes pertenecientes al último long-play, “Matilda” (Marxophone, 2011). Un pequeño aperitivo que daba paso a lo que vendría después. También resultaba curioso (y gratificante) que antes de las actuaciones sonara por el hilo musical lo nuevo de Fernando Alfaro, que junto a Raül Fernández y al propio Nacho Vegas, fundaran el sello Marxophone.

Se anunciaba por megafonía que el espectáculo estaba a punto de comenzar. Las luces de los focos se apagaban de manera gradual para dejar el protagonismo al telón de fondo que mostraba la imagen de una ciudad, la cual preside la portada de “La zona sucia”. Próximos a las diez en punto de la noche, los músicos, uno a uno, se iban dejando ver sobre las tablas. Cuando el principal protagonista del elenco caminó desde el backstage hasta su guitarra, el respetable que allí se encontraba expectante, aplaudía con efusividad al asturiano. Del mismo modo en que empieza este último álbum, comenzaba el concierto, por lo tanto era ‘Cuando te canses de mí’ la primera de un set list que constaba de dieciséis piezas. De manera continua se fueron desgranando en directo las canciones de dicho plástico, hasta la cuarta canción de la noche, ‘Dry Martini S.A., la cual se encuentra en otro gran trabajo firmado por el cantautor asturiano, “El manifiesto desastre” (Limbo Starr, 2008).

Pasivo pero elegante, Nacho Vegas alternaba la guitarra acústica con la eléctrica según demandaba la ocasión, como en los momentos álgidos del show ligados a ‘Canción de palacio #7’ y la coreada ‘Lo que comen las brujas’. No podían faltar en el repertorio clásicos como ‘Hablando de Marlen’, ‘Maldición’ o las que hizo en su momento mano a mano con Christina Rosenvinge (‘Me he perdido’) o ‘Va a empezar a llover’ junto al músico aragonés Enrique Bunbury. Pero antes de despedirse de su público por primera vez en aquella noche, el autor de ‘Ocho y medio‘ no podía dejarse olvidada ‘La gran broma final‘, single que ha servido como carta de presentación durante la pasada promoción, y ‘Taberneros‘, adaptación de un cantar asturiano.

El océano de cabezas a los pies del escenario enardeció en el momento en que el conjunto volvía a aparecer en escena para interpretar un bis. Y no era para menos, pues ‘El hombre que casi conoció a Michi Panero’ se ha convertido en un himno para los seguidores del músico. También cabe destacar el importante papel que desempañaba Xel Pereda a las cuerdas, ya fuera guitarra (tanto acústica como eléctrica), banjo o mandolina. El guitarrista captó la atención del respetable cuando en los distorsionados estertores de ‘El mercado de Sonora’ golpeó y estrelló su Telecaster contra el suelo para abandonar a sus compañeros y escenario en una suerte de performance. Sin olvidar el frenesí de Abraham Boba en el teclado o los ritmos extasiados de Luis Rodríguez con el bajo y Manu Molina en la batería.

De este modo daba por concluido el grandioso recital ofrecido por Vegas, que ya decía adiós al público madrileño hasta dentro de un tiempo y en otra futura ocasión, donde seguro, volverá a deleitar con su presencia y lírica.


Texto: Charly Hernández
Fotos: Lara Sánchez
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.