Najwa – Sala Galileo Galilei (Madrid) 3/03/2010 – Mirando hacia dentro

Por , el 08 - 03 - 2010

imgnajwa-nimri2

La incursión de actrices en el mundo de la música ha dado resultados desiguales. El descalabro de Scarlett Johansson que la preferimos en la gran pantalla que no haciendo versiones de Tom Waits. En el caso de Najwa Nimrii su resultado ha ofrecido una de cal y otra de arena. Cuando estaba arropada bajo el manto compositivo de Carlos Jean, las canciones tenían fuerza. En solitario no siempre. A pesar de maravillas como ese “Go cain”. Y luego estaba la cuestión del idioma, el inglés no le sentaba tan bien.

Por eso el cambio de idioma y la vuelta a su lengua vernácula supone una novedad que enriquece el poder del mensaje, la dicción y el resultado final. ‘El último primate’ (Dro, 2010) es un paso adelante. Y su concierto de presentación de su cuarto disco en solitario, dentro del festival Ellas Crean, fue buena prueba de ello. Así como la presentación en sociedad de una banda solvente y potente, con Ángel Luis Samos (teclados y programaciones), Vicente Huma (guitarra), Javi Pedreira (guitarra), Jacob Reguillón (bajo) y Carlos Gamón a la batería, que sabe mimar la contención de las canciones, resaltando los rincones, la suave brisa y la atmósfera introspectiva de estas nuevas canciones. Es cierto que Najwa no tiene una voz prodigiosa pero aquí saca partido del susurro y de lo mejor de su voz para dar fuerza e intimidad, para ofrecernos su mejor perfil. “Fácil de romper”, con texturas de guitarras y letras más poéticas. “Como un animal” donde se abren sendas folkies para adentrarse en guitarras cristalinas. “Me tiene que doler” cava en la oscuridad, que rememora a los Cure o incluso a Mark Lanegan. “Mi ritual” Se acerca hacia los límites del post-rock y hacia un lado emo. O el momento épico de “El último primate”, donde la voz se quiere quebrar. Su referente aquí se acerca a PJ Harvey. Promete este disco reciente, con once canciones que rebuscan por dentro. A pesar de que hay quien diga que su voz recuerda a Bebé y de mirar al pasado revisitando a Portishead con una versión en castellano de “Sour times”, sí, esa canción del “nobody loves me”. Najwa quiere mirar al presente y surcar nuevas aguas.

Lejos queda ese disco antológico junto a Carlos Jean, en Najwajean ‘No blood’ (Subterfuge, 1998), que indagó en la versión española de trip-hop. Aquí vuelve Raúl Santos a estar ayudando, y la producción se realizó en Londres a las órdenes de Peter Walsh. Cerró la actuación una excelente versión de “Is this a crime?” del último disco que compartieron Najwajean, ‘Till it breaks’ (EMI, 2008). Una delicia de punto y final. Pero en la memoria nos quedó el regusto final intenso de un concierto que aporta novedades en la carrera artística de la actriz: ver como Najwa nos susurra, se adentra en lo más visceral de nuestra naturaleza. Un concierto con mirada interna e inquietante incertidumbre del devenir personal. Y un redescubrimiento.


Texto: Andrés Castaño
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.