Nervecell: Preaching Venom

Por , el 12 - 11 - 2009

 

 
En la actualidad, desde cualquier punto del planeta puede surgir una banda que sorprenda, tanto por el lugar de origen como por su propuesta musical. ¿Alquien se había imaginado alguna vez una banda de metal procedente de un país tan alejado del mundo del rock como los Emiratos Arabes Unidos? Seguramente, ni en las mentes más despiertas. Pues Nervecell, proceden de uno de esos sitios donde el petróleo chorrea a borbotones mientras el agua se vende a precio de oro. Me refiero, concretamente, a Dubai. ¿Cómo ha sido posible semejante prodigio? Posiblemente, cosa del destino, que ha favorecido el encuentro de diversos personajes en ese emplazamiento.

 

En el fondo hay algo de truco. No se trata de gente autóctona (seguramente les hubieran condenado a muerte) sino de una serie músicos que han coincidido en la zona precisa con gustos similares. Veamos, el guitarrista, Rami Mustafa, es de Jordania; el bajista y vocalista James (en realidad Rajeh) Khazaal, procede del Líbano; mientras que Barney Ribeiro, también guitarrista, es hindú/portugués. A ellos se une finalmente Louis Rando, todo un trotamundos de las baquetas con estancias en bandas australianas como Pagan, Dybbuck y Pathogen, además de Militant Mass y The Furor.

 

Entre todos, se han montado un combo demencial cuyos parámetros concentran referencias propias del death, recubiertas por unas abruptas capas de thrash y ciertos giros de metal técnico.

 

Con una producción impecable que deja fluir un sonido desequilibrante y demoledor, pero limpio de asperezas, Preaching Venom nos invita a un viaje escalofriante en el que las guitarras inyectan afilados y envenenados solos así como riffs implacables, apoyados por una batería de atronar convulsivo y velocidad endiabla, apreciable en temas como “Vicious Circle Of Bloodshed” o “Flesh & Memories”, mientras que, para las voces, recurren a los registros del propio averno emparentados con el grindcore.

 

Un disco de agobiante densidad, aplastantes planteamientos y ferocidad impetuosa, pero con los ritmos sujetos a unas directrices ajustadas que evitan el desorden y facilitan la sensación de consistencia. Incluso, se permiten minúsculas concesiones armoniosas como sucede en el caso de “For Every Victim Fallen” o “Existencie Ceased”, corte que cierra el álbum, o acústicas, como la intro inicial, “As They Reign & Slither”. De entre semejante amasijo de candentes composiciones quizá “Ratios” marque algo las diferencias por su entramado diversificado que hasta deja algo de protagonismo al bajo por unos segundos.

 

Después del Ep Human Chaos (2004), Preaching Venom es una competitiva apuesta que coloca a Nervecell en una posición privilegiada para conseguir nuevas metas.

 

CALIFICACION: 8

 

GRUPO: Nervecell
TITULO: Preaching Venom
DISCOGRAFICA: Lifeforce
AÑO: 2009
PAIS: Dubai

 


CRITICA REALIZADA POR LOCKY PEREZ
 
 
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    2 comentarios

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.