Niños Mutantes. Por fin el pop toma conciencia

Por , el 16 - 04 - 2012

Cierra el mes de marzo con una nueva Huelga General, el país bulle (por un lado y por otro) y sorprendentemente la música sigue sin canalizar tanta frustración social. Aquí jugamos a ser Nick Drake en los años setenta, llenar de fotos vintage de instagram nuestro Facebook, como si no fuera con nosotros.
En esto, Niños Mutantes, veteranos granadinos, se descuelgan con un disco exquisito, Náufragos (Ernie Producciones), al más puro estilo ‘agit-pop’ que hay que leer en clave política y que se rebela con todo lo que está pasando y explícitamente denuncian al mismo tiempo las relaciones laborales o la asfixia de los bancos con canciones como Caerán los bancos, Hundir la flota, Náufragos, Dame tu mano o Empezar de cero. “Hay rencor”, reconocen, “hay rencor a personas, instituciones, jefes de trabajo. El disco habla de naufragios sociales, personales, y también colectivos. Nos metemos de lleno en la mierda con intención de salir de ella, no vamos de artistas comprometidos, pero no se puede vivir en una burbuja, cuando está todo tan mal, lo ves a diario, y la gente como si no fuera con ellos Y sabemos que hay gente que rechaza este tipo de música y que sólo quiere diversión”, dicen al mismo tiempo que hablamos de la escena musical: “Sentimos rechazo a la música banal y superficial, la música está llena de nadería, de palabras que no merecen ser dichas, ahora más que nunca, por la experiencia, de hecho hemos dejado atrás canciones nuestras más pegadizas por eso mismo, tenemos una madurez y hemos perdido la vergüenza a decir las cosas por su nombre, las frases metafóricas que admiten mil interpretaciones nos interesan cada vez menos”.
Pero acto seguido, y razón tienen porque la segunda parte del disco rezuma optimismo, “no queríamos un disco de cortarse las venas, como en el pasado, queríamos hacerlo dando luz y energía. Hay un reinicio, rompemos lo que haga falta pero somos náufragos supervivientes. También hablamos de un amor pero no entendido como un revolcón o de pasión, es más profundo”.
Hay más cambios también, no precipitados ni radicales, como ellos mismos reconocen, pero sí es cierto que abandonaron definitivamente las guitarras saturadas del principio y evolucionaron “hacia un sonido más rico, sonando a veces más folk, o en otras con sintes, sonando casi artificiales…”, un sonido y una exploración de instrumentos que ya venía desde su anterior disco, Las noches de insomnio (10), que supuso un revulsivo para los granadinos. “Las bases de este disco sí se sentaron en aquel, en la actitud de grupo sobre todo, pero estas canciones están más expuestas, son más directas. De hecho había antes algo de inseguridad respecto al disco anterior, las expectativas eran muy altas. No fue hasta entrar al estudio a preparar el disco y ensayar hasta que no vimos que había material, no teníamos visión de conjunto”.
Y es que Niños Mutantes están viviendo un momento dulce, su decimoquinto aniversario les ha pillado muy fuertes y eso hace que la maquinaria funcione más rodada: “sí notamos que el público está más pendiente de nuestro trabajo y los primeros sorprendidos somos nosotros, está yendo muy bien”, de hecho acaban de tocar en la Joy Eslava, nada fácil hoy en día. No ven que nadie vaya a coger el testigo, que otro grupo siga sus pasos y se  comprometa, “estamos abriendo una puerta, sí, pero no nos vemos representantes, no”.

www.nmutantes.com


Más información en Club de Música
Tags: , ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.