Pantera: Cowboys From Hell, 20 aniversario de un disco que revolucionó las estructuras del heavy metal

Por , el 18 - 12 - 2010



En 2010, se han cumplido 20 años de lanzamiento de Cowboys From Hell, álbum con el que el grupo estadounidense Pantera removió los cimientos del heavy metal para surgir como revulsivo al pujante movimiento grunge que en la década de los 90 marginó o, en el peor de los casos, “jubiló” a toda una generación de bandas que habían construido su carrera en base a una imagen donde el pelo sobrado de laca y el spandex era tan importante como la propia música.

Mientras el grunge copaba cada vez más espacio, diseñando el fin de una era en base a apostar por un concepto totalmente contrario a la moda imperante en la década de los 80, Pantera ejercía de grupo abanderado del ya histórico heavy metal, dando una vuelta de tuerca al estilo para dejar de lado la palabra “heavy” y poner más énfasis en “metal”, aportando residuos procedentes del thrash bajo el influjo de Metallica y Slayer (Kerry King era bastante amigo de Dimebag y algunas veces se ponían a tocar juntos). La apuesta era por un sonido más musculoso que con el paso del tiempo acabaría por definirse como groove metal. Fue un paso hacia una nueva dimensión.

Si bien Pantera profundizaría en cuanto agresividad en los siguientes álbumes, Vulgar Display Of Power y Far Beyond Driven, no hay duda de que Cowboys From Hell abrió el camino para que cientos de grupos lo usaran como “manual” para abrir nuevos horizontes que, con el paso del tiempo, se han expandido en un constante crecimiento, otorgando al apelativo “metal” una categoría que actualmente domina todo un abanico de subgéneros mientras que del grunge ya no quedan ni las cenizas y los pocos grupos que han resurgido de aquella etapa pueden contarse con los dedos de una mano.




Así pues, Cowboys From Hell, merece ser reivindicado como el punto de partida para una nueva forma de entender el lado virulento del heavy metal. Lo que en los 80 consiguieron un puñado de bandas británicas, con Iron Maiden a la cabeza, al reforzar las bases del heavy con la denominada New Wave Of British Heavy Metal, los componentes de Pantera lo consiguieron ellos solitos en la década siguiente.

De entrada, el riff del tema que da título al disco es ya toda una declaración de intenciones. A lo largo de la grabación, el malogrado Dimebag Darrell exhibía todo su arsenal de recursos, con sus innovadores solos y sus demoledores riffs. Phil Anselmo, que prácticamente debutaba ya que en el anterior Power Metal se lo había encontrado todo ya casi listo, tenía vía libre para forzar su garganta hasta extremos peligrosos, utilizando, en determinados momentos, los tonos agudos característicos de Rob Halford (una de sus primeras influencias) junto a sus desgarrados berridos, posteriormente mil veces imitados. Además, Vinnie Paul y Rex Brown, formaban una sección rítmica compacta; el batería renovando las directrices en cuanto a tiempos y pegada y el bajista reforzando las estructuras con una mayor presencia de su instrumento en la corrosiva dinámica de cada canción.

El rugido recurrente de “Primal Concrete Sledge”, la densidad de “Psycho Holiday”, la constante rítmica de cortes como “Heresy” y “Domination”, los vibrantes agudos de Anselmo en “Shatered”, el cambio de tiempo más lento y marcado de “Cementery Gates”, con Phil mostrando su lado menos agresivo y, en definitiva, todas las canciones, formaban un disco de categoría 10. Sin un tema que pudiese desentonar por falta de nivel, respaldado por una producción impecable del “mago” Terry Date, que supo capturar en toda su dimensión lo que el grupo aportaba y había expuesto en directo y ahora quería plasmar en el estudio.




LA EDICION DE ANIVERSARIO

Transcurridos 20 años, el disco se merecía una revisión y así ha sido. Se ha editado una edición de lujo con el álbum original remasterizado al que se han añadido otro en directo y un tercero de maquetas y alguna rareza inédita.

El CD en directo registra su actuación en el Foundations Forum de Los Angeles, donde armaron un tremendo pitote en un lugar donde hasta aquella edición nadie se había levantado de su asiento y, también, su legendaria participación en Moscú junto a AC/DC, Metallica y Black Crowes, el histórico Monsters Of Rock que también resultó todo un hito en la Rusia post comunista con la presencia de medio millón de personas. Y en el tercer CD destaca el tema inédito “The Will To Survive” perteneciente a las sesiones de la época, además de algunas demos con arreglos ligeramente distintos a como quedaron definitivamente.

Un disco que en su momento resultó revolucionario y que, pasadas dos décadas, al escucharlo nuevamente, su intensidad sigue siendo desequilibrante.

 

POR LOCKY PEREZ
 
 

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    9 comentarios

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.