Patricia Moon: “En tiempos de crisis es más necesario segregar oxitocina y estar bien en el trabajo o con una pareja”

Por , el 20 - 01 - 2013


La violinista viguesa Patricia Moon se pasa al rock en su nuevo trabajo y con Oxytocin (Dulcimer Songs / EMI) rebusca en las relaciones humanas para destapar las esencias de la hormona del amor, más necesaria que nunca.

– Hola Patricia, ¡qué rockera te has vuelto! Has dejado atrás el violín con el que te diste a conocer en tu anterior trabajo…
– Es que ese lo grabé yo sola en acústico, lo hice al revés, grabé y luego monté la banda. Por eso en este era necesario que fuera con banda desde el principio. Siempre estuve entre dos aguas, haciendo música clásica y contemporánea. También trabajé con Eladio, Siniestro, Piratas… con la gente de Vigo. Llega un punto en que quieres más, no te vale con arreglar para otros.

– Sorprende el uso en los arreglos de la trompeta y no del violín. Imagino que será tras tu paso por Berkley, ¿no?
– Claro, la influencia americana tiene esa esencia. Si viajas a un sitio, absorbes lo que hay allí, de tus experiencias con colegas músicos que hiciste, de gente que también estaba en la facultad, es algo que no lo piensas. Cuando recoges tanto, tanto, no te lo planteas, Me salió todo solo.

– ¿Qué más experiencias has tenido? te comparan hasta con Patti Smith
– Sí me lo dicen, y es un orgullo, es una de las grandes. Me gustan Nina Simone, mi predilecta, Shirley Bassey, … me gusta esa voz contundente. Estoy buscando mi identidad y no tengo un patrón a la hora de componer. Es algo intuitivo, si me sale es que lo habré interiorizado con anterioridad.

– También tiras mucho de graves, de manera más consciente, ¿cómo trabajaste la voz?
– Poco a poco he ido desarrollando mi voz, ahora estoy en canto lírico, estudiando, y mi profesor me ayudó a sacar mi voz natural. Antes la evitaba porque la veía muy grave y al tiempo me fui acostumbrando.

– En el disco hablas de la oxitocina… a los que tienen o han tenido de cerca un embarazo les sonará muy familiar.
– ja, ja, pues son los hombres los que la generan más que la mujer. Es la hormona del amor, del sexo, de la ternura, de la confianza. Los estudios al respecto están muy en auge, algunos dicen que es la más importante de todas incluso.

– Pues es mala temática hoy en día, la crisis atenta contra el amor y las relaciones personales…
– Pues por eso mismo. Uno necesita segregar más oxitocina que nunca y estar bien en su trabajo, con su pareja o con quien sea.

– ¿Tú viviste en primera persona esa felicidad cuando lo compusiste?
– Todo lo contrario, sentía que me faltaba, a mí me gusta estar eufórica. Qué mejor droga natural.

– No sólo te centras en eso, abres mucho el abanico…
– En el anterior hablaba del negocio de las guerras, este es más variado. Me encanta la vida, y odio la muerte, siempre le tuve miedo, la vida es el mejor escenario donde he actuado como This is My life. Oh my home es un guiño a Vigo, The Last Rock Star habla de la industria del rock, de cómo llegas, que nadie te pregunta una vez que has llegado como si el fin justificara los medios, ¡yo prefiero siempre de pie!.

– ¿Y ahora qué?
– He llegado a lo que quiero hacer, el 100% de lo que puedo hacer hoy en día. Estoy muy orgullosa.

www.patriciamoon.es

Más información en Club de Música
Tags: , ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 comentario

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.