Pepper & The Stringalings – “Ninguno de los cuatro éramos niños que tocaban el violín de pequeños”.

Por , el 01 - 12 - 2011

Pepper & The Stringalings nacen en Agosto del 2010 con la unión de cuatro jóvenes músicos madrileños. Cuatro meses después ya comenzaban a dar sus primeros conciertos con gran aceptación por parte del público. El 31 de Octubre de 2011 lanzan a la venta su álbum debut titulado “Ronky“, bajo el sello Sir Vladius Studios, donde exponen sus composiciones fieles a sus influencias setenteras. Con un sonido fuerte y las ideas claras, Lady Pepper (Pepa Solana) voz, guitarra, percusión; Red J. Special (Javier Alcázar) guitarra solista, coros; Rodry (Rodrigo García) bajo; y VvV (Eduardo Molina) voz, batería, guitarra, teclados; junto a Frank Garzón como Ingeniero de Sonido, representan esa luz a la que uno se aferra para creer en la esperanza del rock and roll. “Ronky” es el ahora de estos chicos, pero ya piensan en el trabajo, por lo que un segundo LP verá la luz próximamente.

Alguien que para hacerse un tatuaje tiene que pedirles permiso a sus padres… ¿cómo le da por una vertiente tan dura como es el rock?
[Pepa]: Pues porque es la música que me hace sentir algo, el Rock, el Blues, Gospel… A mí el resto de música no me llega del todo y no me gusta. Todas las canciones que me emocionan pertenecen a los géneros que te he dicho.

¿No te gustan porque no te llegan o no te gustan porque no lo has escuchado demasiado? Por ejemplo, Andy & Lucas.
[Pepa]: Claro que eso lo he escuchado, ¡te lo meten en vena! Por suerte yo tengo unos padres que me ponían blues cuando yo era una cría. También me ponía a los Stones o Steve Earle para dormir.

¡Vaya, eso son nanas!
[Pepa]: (Risas) Sí, además totalmente literal. El disco de “El corazón” (Steve Earle) lo escuchaba todas las noches cuando era pequeña. Por suerte yo he tenido ese entorno.

¿Los demás erais de esas nanas o le dabais más a Los Cantajuegos?
[Eduardo]: (Risas) Yo también he tenido esa suerte. Cuando yo estaba en la barriga de mi madre escuchaba a Queen porque ella me lo ponía. Siempre me lo cuenta, ponía los cascos en la barriga. Queen y Michael Jackson. Así salí (risas). Luego, cuando era pequeño, seguía escuchando a Queen… y también estaban Led Zeppelin. Mi madre es holandesa, entonces allí se mama más eso. Mi padre me ponía a Nino Bravo, que también me flipa. Recuerdo que yo tenía una especie de radiocassette con micro y me ponía a cantar cosas de Chiquetete. Pero mucha de la música la mamé por parte de mi madre. He heredado todos sus vinilos y es que en el momento que te pones a escuchar música con un tocadiscos… todo cambia.

Y Pepper & The Stringalings vino por aquellas jams de la 21st Century Music…
[Javi]: En la primera jam donde nos encontramos Pepa y yo, la vi cantar y pensé: “no se me escapa”.

Curioso, porque normalmente cuando hay un encuentro chico-chica todos sabemos las intenciones.
[Javi]: (Risas) Pero no, cuando la vi me fijé en lo bien que cantaba. Llevaba un tiempo deprimido y quería tocar. Así que cuando vi la oportunidad le propuse a Pepa tocar juntos.

¿Así entraste? ¿Con un “vamos a tocar”? Alguna Fanta le pagarías, ¿no?
[Javi]: En realidad fue muy fácil. Teníamos un conocido común que sabía como tocábamos…

[Pepa]: (Carcajada) ¡Estábamos cortadísimos! Pero es verdad, este conocido me comentó lo bien que tocaba Javi.

[Javi]: ¡Yo tuve que dar el primer paso! (Risas). Realmente hubo un flechazo. Hubo nervios pero me tuve que acercar… y le dije a Pepa: “¿Quieres que toquemos un día?” y ella respondió: “¿¿Qué??”, a lo que yo respondí: “No. Nada, nada”. Fue así totalmente (risas).

¿Eso cuando fue?
[Javi]: El 6 de Junio de 2010.

¡Qué memoria, chico! Normalmente son ellas las que recuerdan las fechas…
[Pepa]: ¡Pues yo tengo memoria de pez! (Risas)

[Rodrigo]: Alguna vez la hemos tenido que decir que viniera ya a tocar porque teníamos concierto en cinco minutos, mientras que ella estaba tranquilamente en su casa…

Pepa, si no me equivoco, antes estabas en una formación llamada La Cólera, ¿no? Creo que duró lo que dura una raya de coca en casa de Belén Esteban…
[Pepa]: Sí (risas). Luego tuve otro grupo que se llamaba Bukkake. ¡Pero el nombre estaba puesto de antes! Yo entré luego. Lo intenté cambiar hasta que me fui.

Buen nombre. A ver que le decías a la abuela…
[Pepa]: No se lo decía a nadie. Lo decía y como nadie sabía lo que era cambiaba de tema rápido. Les decía que era un nombre complicado (risas). La verdad es que a nadie le gustaba, pero tuve mis problemas con ese grupo. Además, hubo un tiempo en el que coincidí con los dos grupos, pero vi el rollo que había, la amistad…

Hiciste bien en dejar a Bukkake, fíjate.
[Pepa]: ¡Gracias!

Respecto al nombre del grupo (Pepper & The Stringalings), ¿teníais claro que iba a ser ella y los otros?
[Eduardo]: La verdad es que todos los viajes de ida y vuelta a los ensayos eran absurdísimos. Eran nombres, tras nombres, tras nombres… era más cosa de Rodri y mía. Pero al final con el bautizo de Pepa como Lady Pepper salió un poco eso. A mí me moló la idea de Sly & The Family Stone, ? & The Mysterians… ya sabes, todo ese tipo de grupos. Me gustaba mogollón ese rollo y tener un nombre largo. De hecho, lo primero que hablamos fue tener un nombre de grupo largo y título de disco largo, aunque al final se ha quedado como “Ronky”. En realidad son siglas… bueno, no, es broma. A mí me mola mucho el nombre del grupo.

¿Nunca vais a decir lo que significa “Ronky”?
[Javi]: Por ahora creo que no es conveniente. Quizá Edu ha desvelado que son siglas…

[Eduardo]: No, no. No son siglas… es una palabra nuestra, que nos define.

De hecho, el nombre del grupo describe a los cuatro, como así también lo hace la portada. Un homenaje a los grupos de rock de los 70.
[Eduardo]: Sí.

Pero antes de nada. ¿Y las primeras maquetas? Cuando andabais con las maquetas el grupo no tenía ni nombre.
[Eduardo]: Es cierto, no teníamos ni nombre ni nada, lo tuvimos después. De hecho había temas en el MySpace que se llamaban ‘Tema 1’, ‘Tema 2’… Tiramos hacia delante con la música y el nombre lo íbamos hablando cuando volvíamos de los ensayos. Era tocar y tocar.

[Pepa]: Por no tener no teníamos ni letras fijas…

¿Sois músicos de vocación o de formación?
[Eduardo]: Yo creo que de las dos. Es un equilibrio entre ambas. Los cuatro hemos salido de una academia. Empezar de manera autodidacta y luego formarla. Yo empecé con formación porque estaba en el conservatorio de piano. Rodri también. Pero ninguno de los cuatro éramos niños que tocaban el violín de pequeños.

[Pepa]: Bueno, en mi caso no es así porque el canto no es lo mismo. Normalmente o lo que sería más lógico (mejor dicho), es empezar por vocación.

[Eduardo]: Es mejor cuando te enseñan la música y te dejan a tu aire que cuando te enseñan la música y te machacan una y otra vez. A mí me pusieron el piano, a él [Rodrigo] el bajo, a Javi la guitarra y a Pepa la voz. Cuando todo se deja fluir es mucho mejor. En el conservatorio veía a peña que salía de ahí mil veces mejor formada que yo pero con mil veces menos vida y menos disfrute con la música. Por una parte es triste, pero por otra piensas que igual pude haber tenido más técnica si me hubieran vapuleado desde el principio a estudiar música.

Pasemos a hablar de este disco, el cual se tardó cerca de un año en grabar más o menos en toda su totalidad. Evidentemente había canciones compuestas desde hacía más tiempo.
[Frank]: Si pensamos en una producción y en las fases que son pre-producción, producción y post-producción podemos estar hablando de una primera reunión de acercamiento entre Edu y yo… en Marzo, hasta hoy, vigésimo aniversario de la muerte de Freddie Mercury que es cuando nos ha llegado el CD. No llega al año, podríamos hablar de los nueve meses.

Como un parto. ¿Ha sido con dolor?
[Frank]: No ha habido complicaciones ni cesáreas, pero ha habido de todo. Yo creo que lo positivo de todo es que no nos hemos enfadado en ningún momento.

[Pepa]: Bueno… (Risas).

Mujer, siempre hay roces…
[Pepa]: Tuve un pequeño roce con Javi, pero lo que es pelear no llegamos a eso.

[Javi]: Lo más que me dijo fue “tonto” (risas).

[Eduardo]: Yo tengo el problema de que cuando veo delante de mí a dos personas discutiendo me acabo metiendo.

Pero la grabación si que tuvo una chinita en el zapato. Me refiero a que Pepa grabó con un catarro del quince.
[Pepa]: Estaba muy malita y muy irritable.

[Eduardo]: Pepa estaba muy mala. Desgraciadamente, todas las fotos que hay del disco son de Pepa con un pañuelo en la mano.

[Frank]: Aunque había alguna toma que si se grabó con ella en ese estado.

Pero es mejor, joder. Grabar con el gargajo en la garganta. Es más, habéis grabado todo el disco juntos, en directo, salvo la voz.
[Eduardo]: Hay un tema en el que insisto una barbaridad con eso. ‘Ronky Donkey’ lo grabó entero estando malísima y no quería cambiarlo. Dijimos de hacer más tomas de eso, pero es que estaba perfecta. Si no hubiese estado mala no habría salido así. Fue bestial. Me enamora como está cantada esa canción.

Y en la voz (más que en otros instrumentos) se nota mucho el estado de ánimo.
[Pepa]: Yo, evidentemente, noto las canciones que grabé de cuando estaba mala y las que no. Estoy irritable en general, pero ese día estaba terriblemente mal conmigo misma. Ya puedo haber tenido la movida del siglo que si subo a cantar siento lo que estoy cantando, no lo que viene de atrás. Si canto una canción de tal manera no es por lo que viene de atrás.

Diría que ‘Ronky Donkey’ es vuestro ‘Whole lotta love’.
[Eduardo]: Yo considero que es la canción más variada en cuanto a meter estilos en una misma canción porque hay un poco de Jazz, Rock and Roll, Funky… Pero tanto como ‘Whole lotta love’… ¡no sé que decir!

Hombre, salvando las distancias.
[Eduardo]: Salvando las distancias no hay ninguna…

¿Y cual sería la canción que cierra siempre vuestros conciertos?
[Pepa]: ‘Shot of your love’, siempre cierra.

[Eduardo]: Nunca lo planteamos cuando hacemos un set-list. Ponemos esa y luego hacemos el resto del repertorio alrededor de esa canción.

¡Y no puedo dejarme lo del tema del fade-out “artesanal” en ‘Pinstriped Bullet’ que vosotros mismos habéis hecho!
[Eduardo]: La verdad es que a mí no me mola nada el fade-out…

Pero es una canción tuya, ideada por ti, vaya.
[Eduardo]: La composición es de todos, la verdad (risas). Y lo que te decía; a mí no me molan nada los fade-out en estudio. Entonces, como cierta burlita, dijimos de hacerla nosotros mismos. Quedó guapo y es súperdivertido. En directo también lo hacemos, aguantamos hasta el último momento y ves que el público también aguanta.

Algo que os da más mérito es que las bases se grabaron en dos días.
[Rodrigo]: Sí, salió todo como un tiro. Superó todas nuestras expectativas. Además, la grabación fue justo a finales de Semana Santa, que ya sabes que cada uno se va… Fue a “matacaballo”.

Pero es tenerlo todo muy claro.
[Eduardo]: Si te digo la verdad… no estaba nada claro (risas). Doce temas compuestos que estaban un mes antes de ponernos a grabar. O sea, empezamos a componer en Septiembre y no habíamos ensayado.

[Frank]: Hay un trabajo previo que decidimos hacer en otro estudio. Las tomas finales si que corresponden a esos dos días, pero el trabajo de preparación, microfonía, diseño del sonido, pruebas y familiarizarnos con el entorno del estudio de grabación. También había que ver como lo íbamos a hacer y cuán a gusto estábamos en esa situación. De aquello que se trabajó en el otro estudio no queda nada en el disco más que la preparación.

Un dato que ya habéis comentado, en especial Frank, es que nunca se había trabajado con una voz tan de verdad. Creo que incluso casi te “tira el chiringuito”.
[Frank]: Sigo diciendo lo mismo, ella tiene una técnica muy trabajada. Quiero decir; es muy buena pero porque viene trabajada de escuela. Y bueno, cuando tienes ciertos cantantes Pop-Rock que no te dan mucha fuerza tú tienes que buscar esa fuerza. Tirar de técnicas de sonido para potenciar una fuerza que hay atenuada. En este caso no me sobra fuerza, entonces, todas las técnicas a las que estaba acostumbrado no me funcionaron. Fue utilizar el anti-método. Con la voz de Pepa no hizo falta utilizar nada de edición ni ajustes. Ya no te hablo de dar el tono, te hablo de la potencia y del chorro de voz que tiene. Te das cuenta de ello cuando pones el CD o el vinilo.

¡¿Vinilo?!
[Eduardo]: Sí, estamos cogiendo los diseños del CD para pasarlos a vinilo. No digo sorpresillas que pueden o no salir, pero espero que salgan. Son las sorpresitas que me quiero dar yo.

¿Hacéis esto por vosotros o por querer ser algo?
[Pepa]: Yo, por mí.

[Javi]: ¡Yo quiero ser algo! Llegar lo más lejos posible.

[Rodrigo]: Hombre, sabemos que el objetivo principal no es forrarnos. Pero la idea es esa, hacer nuestra música y que a la gente le guste.

[Eduardo]: Diría que ambas cosas también. Teniendo el CD en la mano yo soy feliz. Vivir de la música es algo codiciado por todos, pero es un objetivo. Pero ahora, el principal para mí, es que lo que hago le llegue a otras personas del mismo modo que otras músicas me han llegado a mí. Me parece perfecto que Led Zeppelin se hayan forrado, pero me interesa que su música me haya llegado a mí.


Texto: Charly Hernández / Rafael Mozún
Tags: ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 comentario

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.