Pepper & The Stringalings – “RONKY” (Sir Vladius, 2011)

Por , el 05 - 12 - 2011

Pepper & The Stringalings forjan su madurez sabiendo exactamente lo que no quiere hacer. Son muy jóvenes pero con las ideas más claras que las de muchos grupos maduros. Formados oficialmente en Agosto del 2010, cuatro meses después ya comenzaban a dar sus primeros conciertos con gran aceptación por parte del público. En estos días lanzan a la venta su primer álbum, “Ronky“, desarrollando sus composiciones fieles a sus influencias setenteras y los textos a cerca del sexo y las drogas. ¿Tópicos del rock and roll way of life? Podría ser, pero los chicos no van de farol.

Lady Pepper (Pepa Solana) voz, guitarra, percusión; Red J. Special (Javier Alcázar) guitarra solista, coros; Rodry (Rodrigo García) bajo; y VvV (Eduardo Molina) voz, batería, guitarra, teclados, ejercen de maestros de ceremonias de este LP, donde el rock and roll de Queen o Led Zeppelin se dan la mano con el blues de Howlin’ Wolf y el soul femenino. Aunque los ágiles riffs son la tónica de las canciones más rasgadas, tales como ‘Shot of your love‘, ‘Fondue‘ o ‘Ronky monkey, la voz de Pepa Solana vendría a ser el principal atractivo del conjunto. Tan cuidada y brutalmente potente que recuerda a un joven Michael Jackson o a la mejor Aretha Franklin. Y aunque sea salvando las distancias, esto no es ninguna exageración cuando, llegados a la mitad y final del disco, suena con slide acústico ‘Lose your mind‘ y en especial ‘Please‘. El mejor cierre a un artefacto al que no le sobra ni el plástico que envuelve la cajita del CD.

Otro complemento a la talentosa voz de la vocalista es Eduardo Molina. ‘Love dies alone‘, ‘Oh, baby!‘ y ‘Pinstriped bullet‘ (presumiblemente la mejor pieza) arrancan con una sincronía perfecta entre ambas voces. Y habría que añadir que el mismo batería es a su vez pianista, guitarra en algunas ocasiones, corista y hasta el artífice del propio sello que edita el álbum. Por cierto, preciosa portada homanajeando a la obra de Alfons Mucha.

El orgasmo se estira y llega al clímax en ‘Ronky donkey‘ (no confundir con ‘Ronky monkey‘) tras los últimos estertores eléctricos y profundos que recorren, hasta ese punto, diez de los doce cortes de todo el trabajo.

Pero el mérito es mayor, por supuesto, por detalles como el de darle al bajista mucha más presencia (¿por qué en las producciones actuales no se hace así?). Y es que han mamado lo mejor del blues y del rock and roll sabiéndose juntar con un “quinto Stringaling”; Frank Garzón como ingeniero de sonido, cerrando el círculo sonoro que incluso esconde secretos técnicos todavía por desvelar. ¿Se podría pedir más? Un long-play con blues, hard rock, rock and roll y soul con el único fin de hacer llegar sus canciones del mismo modo que otros se las han hecho llegar a ellos. A veces, lo mejor habita en lo más incipiente y desconocido.

Naïfs y modernitos del mundo que vais de independientes a base de melódicas y ukeleles… cuando os salgan pelos en vuestras partes pudientes os podréis llamar indies, mientras tanto seréis un cero a la izquierda con estos muchachos adelantando por la derecha a más de un intouchable.

Tengan ustedes buenas tardes.


Texto: Charly Hernández
Tags:
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    3 comentarios

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.