Psicotropia – Psicotropia3

Por , el 09 - 07 - 2010

psicotropia-3

 

Artista: Psicotropia
Disco: Psicotropia3
Sello: Luna Negra / Nooirax Prod.
Fecha de publicación: mayo 2010
País: España

 

Tracklist:

 

1. Space Habanera (4:36)
2. Piedra (7:23)
3. Tinta (6:33)
4. Country Grog (2:07)
5. Patos (6:39)
6. Los Espectros De Kronstadt (5:53)
7. Oigo Silencio (6:43)
8. Bella (7.54)

 

Y el rock español ya tiene su power trio… lo tenía desde hace mucho, realmente. Ya en 2002, cuando tuve la suerte de conocerles, funcionaban bajo esa estructura tras un complejo álbum de debut casi coral en cuanto a su composición de la banda. Pero en Grog, hace ya cuatro años -cómo pasa el tiempo-, su segundo disco, evolucionaron hacia esta fórmula.

 

Ahora, en 2010, podemos afirmar que Pablo, Jaime y Juan son un referente en nuestro país. Junto a otras bandas minoritarias, encabezan la nueva generación del rock progresivo en España. Y lo tienen merecido, porque este Psicotropia 3, al cubo, cumple todas las expectativas y cierra un fantástico álbum.

 

Hoy por hoy, casi todas las mejores canciones de Psicotropia están en este álbum, y no por desmerecer a sus predecesores. Grog fue, para mí, un auténtico discazo, casi para encumbrarlos dentro de la Historia del rock progresivo de nuestro país. Pero faltaba escuchar su nuevo trabajo. Impresionante.

 

Ya desde el inicio se ganan la atención y la admiración del escuchante. “Space Habanera”, que la habían presentado anteriormente con vídeoclip incluido, es quizás, junto a “Tinta”, su mejor canción de siempre. También cerca de temazos ya inolvidables del pasado como “Vÿ”, “Quasar” o “PQTQ”.

 

“Space Habanera” lo tiene todo. No olvida sus raíces crimsonianas, pero evoluciona, como se vio en Grog, en su idea de grog-rock, un rock de sonido sucio en sus guitarras, con ritmos muy vivos y originales en la percusión -muy Bill Bruford- un bajo que tiene su propia línea y la guitarras y las voces creando un climax envolvente e intenso. La idea de meter un extracto de la ópera Carmen es un guiño que encaja a la perfección, sobre todo si decimos que a continuación llega una secuencia de punk-rock sucia e intensa. Más tarde el tema evoluciona a una especie de poema musical, donde las letras y la forma de cantar de Pablo Tato se comen la “Habanera”. Y es que no es casi hasta el final que llega lo que se podría considerar estribillo de la canción. Grandísimo tema.

 

“Piedra” está tan bien insertada e integrada en este increíble arranque de canción que apenas el oyente nota el cambio de corte. “Piedra” incide en esa idea de poema cantado con acompañamiento musical, como en toda la discografía de Psicotropia se ha podido escuchar. La voz de Pablo da mucho juego para esto y por eso el grupo lo explota como es debido. En esta ocasión, se trata de una composición con trama filosófica y creacionista, con tantas diferencias musicales en sus tramos instrumentales que entendemos por qué Psicotropia decían de este disco que era tan ecléctico. A veces suenan a Van der Graaf, otras a King Crimson, otras a bandas de metal progresivo e incluso se ven influencias de Triana y Jesús de la Rosa a la hora de dar cancha al expresionismo musical en las partes cantadas: ese “soy la piedra, soy la piedra, estoy hecho de tierra” nos evoca, inevitablemente a Triana cuando cantaban aquel incomprensible y esquizofrénico pasaje sonoro y vocal al final de “Sombra y luz”.

 

psicotropia2010-g

 

Después llega “Tinta”, que escribe de su color una impresionante música llena de sentido, emoción y talento. Además de unas letras excepcionales, la calidad de sus instrumentos y las melodías de la sección de cuerda interpretada por los violines y violonchelos de Micaela Tocino y Aurora Aroca llevan a una de las mejores composiciones del rock español de todos los tiempos. Comprendo que es difícil de asimilar así, y que la complejidad del tema, así como el lenguaje del rock progresivo, que llega poco al público, hacen casi imposible que esta opinión se comparta en demasía. Pero basta con escuchar “Tinta” para entender por qué digo todo esto.

 

Sintonizando con la última parte de “Tinta”, más dura y menos melódica, llega un tema de 2 minutos, “Country Grog”, que más que un tema instrumental se podría considerar un intermezzo, un pasaje de transición con el resto del disco, con sonido punk en las guitarras y espíritu metalero, así como de space rock.

 

Y digo resto del disco porque a partir de aquí, comienza otro Psicotropia3. “Patos” sigue jugando con ritmos más cadenciosos y partes muy melódicas, aunque siempre en su atmósfera tétrica, teatral y expresionista. El hecho de que vuelvan las partes de cuerda con violines y violonchelos majestuosos le dan una categoría suprema a este tema, que quizás no termine de enganchar por la complejidad de su estructura y sus cambios continuos de atmósfera. Lo que no quita para hablar de un espectacular despliegue de talento para interpretar este tema. Uno de los más crimsonianos de todo el álbum, con un final bluesy que desconcierta a los oídos menos acostumbrados al progresivo complejo y cambiante. La melodía guitarrera cierra el tema con menos paz que en el resto de la canción.

 

Y tras los ‘patos’, “Los Espectros De Krons”. Suena muy a Robert Fripp en su inicio, para luego evolucionar a su grog-rock habitual, ecléctico, con líneas vocales dramáticas, tristes y su habitual aire complejo. Atención a la parte final de la pieza, que sorprende por su frescura como contraste al resto de la composición. Sus últimos 40 segundos me recuerda a los mejores Porcupine Tree: atención a la batería de Juan. Impresiona.

 

El disco se cierra con “Oigo Silencio” y “Bella”. Mientras que la primera incide en la línea de los temas anteriores, de temática existencialista y creacionista, muy filosófico en letras y la forma de narrar musicalmente estos conceptos, aunque dando prioridad a la calma, recordando al Vivaldi de las partes más calmadas de Las cuatro estaciones, “Bella” cambia las tornas. Se trata del tema más largo del disco y aunque vuelve al sonido guitarrero del inicio del álbum, y suena como a “Grog” de hace 4 años, es una preciosa canción de amor, sentida y expresada como hace el buen rock, desde la furia de las guitarras, el bajo libre e intenso, y una línea de batería con vida propia. Ojo al estribillo tan bello de “Bella”, haciendo un juego de palabras, porque el trío psicotrópico vuelve a disparar a nuestro corazón al tiempo que no olvida componer un gran tema de rock.

 

Estamos tan hartos de superficiales músicas y chicos y chicas que exhiben sus cuerpos a ritmos de música de baile, que encontrar este remanso de talento, calidad y paz vuelven a creer en el camino. El camino del buen rock y la buena música en definitiva. Porque Psicotropia no acepta etiquetas. Y nosotros no queremos ponérselas.

 
 

Más información: Página oficial de Psicotropia

 

Valoración: 7,5
 

Pablo M. Beleña www.portalesquizofrenia.com
 
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.