Quique González + César Pop – Florida Park (Madrid) – 12/02/2011

Por , el 16 - 02 - 2011

Durante el año y medio que ha durado la gira de Daiquiri blues, Quique González ha dejado constancia de las múltiples maneras de interpretar y reinventar su ya dilatado repertorio. Esta vez se despedía de la gira de presentación de su último trabajo discográfico, antes de embarcarse en la aventura de “Desbandados”, donde dará rienda suelta a las caras-b, canciones inéditas y demás rarezas para entregarlas al público en directo.

Con una puntualidad casi británica y tal y como estaba anunciado, a las 20:30 de la tarde aparecieron en el escenario César Pop y Txetxu Altube. El primero, conocido por ser teclista de Pereza y habitual músico y amigo todo-terreno que se deja ver pos los escenarios underground madrileños. El segundo por ser el cantante de Los Madison. Este dúo ya tiene kilometraje, pues ambos suelen compartir escenario con bastante frecuencia. César interpretaba los temas de su futuro trabajo discográfico junto a Txetxu de manera acústica. Un pequeño aperitivo de una media hora de duración que incluso tuvo la participación de Quique González en la canción ‘Lo que queda’.

Tras la finalización de la actuación de César Pop y sin apenas pausa, salían al escenario los músicos junto al artista madrileño que lucía camisa y americana negra de terciopelo, engalanado además con una impecable Gibson Blues King. Añadir que el cambio de instrumento fue constante entre canción y canción. El conjunto de la compañía bajo las luces mantenía una elegante línea acorde con la estética del disco, así como pobladas barbas tal y como marcan los cánones del southern-rock. El espectáculo se abría enérgicamente con ‘Suave es la noche’, corte seguido por ‘Avería y redención’ y ‘Deslumbrado’. Un arranque que dio paso a las más de dos horas que duró el recital.

Prácticamente no hubo demasiados cambios en el set-list en comparación con los dos conciertos anteriores ofrecidos para el público madrileño en el marco del Florida Park. Fueron de agradecer las interpretaciones eléctricas de ‘Kamikazes enamorados’, así como la de ‘Daiquiri blues’ y el encendido del neón que adornaba los escenarios de toda esta gira. Hubo momentos para dedicatorias y recordatorios varios como la mención de Antonio Vega con algunas de las frases de ‘El sitio de mi recreo’ fusionada con ‘De haberlo sabido’. “Don Antonio, siempre con nosotros.” Añadió Quique mirando hacia arriba tras terminar dicha interpretación. Las composiciones se fueron desarrollando a lo largo de la noche de manera creciente. Fueron muy coreadas ‘Vidas cruzadas’ y ‘Pájaros mojados’, sin olvidar ‘Te lo dije’ pasada por el filtro nashvilliano.

Sonaba una banda más que compactada, totalmente rodada y bien engrasada. Así lo demostraba Toni Jurado a la batería, un “viejo amigo” que se ponía a los motores de la máquina tras el paso de Karlos Aranzegui durante la etapa de La aristocracia del barrio. Julián Maeso (teclados) con la compañía de Jacob Reguilón (bajo y contrabajo) junto a Mario Raya (guitarra) y el anteriormente nombrado Toni Jurado, eran unos perfectos escuderos para Quique González, que disfrazaba con éxito viejas canciones con nuevos arreglos.

Llegaba el final, los bises se repitieron en dos ocasiones. Como nota curiosa cabe destacar las colaboraciones sobre las tablas. César Pop volvió a aparecer de nuevo para interpretar ‘Riesgo y altura’, como después lo haría Txetxu Altube para terminar de reventar la noche con el himno ‘Cuando éramos reyes’. Bajando el telón, Quique pidió a uno de sus técnicos que interpretara junto a él ‘La luna debajo del brazo’, el joven se colgó la guitarra y fue presentado como “el rookie del año”, para satisfacción de su pequeño séquito de fans. Agradecidos y más que emocionados, la banda al completo -junto con técnicos y demás personas del staff- saludaron a los allí presentes al ritmo de ‘Rock and roll all nite’ de Kiss.

Se daba por finalizada la gira de presentación de Daiquiri Blues, ahora toca la aventura de “Desbandados” con fechas ya anunciadas y por anunciar. Se volverán a llenar de polvo las botas de Quique González por los caminos inescrutables del rock and roll. Tras tres noches consecutivas en el Florida Park de Madrid, el último sorbo de la copa llegaba a su fin.


Texto: Charly Hernández
Fotos: Héctor Vila
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.