Reverend Horton Heat. Sala Penélope. Madrid. 08/04/2010

Por , el 15 - 04 - 2010

 

Grupo: Reverend Horton Heat
Fecha: 8 de abril de 2010
Lugar: Sala Penélope (Madrid)

 
Hay días en los que uno no llega a un concierto con las mejores expectativas. Malas opiniones tras la última gira por España de Reverend Horton Heat, unido a la caída del cartel de Supersuckers y su no sustitución, fueron factores que explicaban la inquietud. Sin embargo, en ocasiones, el rock and roll te devuelve tus esperanzas, e incluso la fe. Y Reverend Horton Heat no sólo ofreció un gran recital, con una excelente selección de su repertorio, sino que además lo coronó con una puesta en escena energética, decidida y sin respiro, más allá de los dos descansos que se tomaron entre cada una de las tres partes de las que constó la actuación en Penélope. Un genial repaso a buena parte de las vertientes más clásicas del rock and roll, desde el rockabilly al psychobilly, pasando por el country o el surf.
 
Reverend Horton Heat - Jim Heath
 
Por el reloj de este plumilla, faltaban dos minutos para las 22.00 horas, cuando Jim Heath, Jimbo Wallace y Paul Simmons se subieron al escenario. Subirse y comenzar el ciclón. Prácticamente, durante la siguiente media hora no hubo respiro ni concesiones, más allá de un mínimo parón técnico a los 20 minutos, después de que Jim Heath le dijese algo a uno de los técnicos de la sala. Una canción tras otra, convenientemente aceleradas para su interpretación en directo. Entre ellas, sonaron “Big Blue Car”, “Now Right Now”, “Callin in Twisted”, “Galaxy 500” o “Bales of Cocaine”. 30 minutos a pleno pulmón, cinco de descanso.
 
Mientras el trío estadounidense destripaba algunos de los hits de su repertorio, el público todavía no había entrado en ebullición, dando muestras de frialdad, muy probablemente debido a la falta de un grupo que abriese la velada. Aunque mayoritariamente la gente no demostró una gran euforia con el arranque de la actuación de Reverend Horton Heat, la temperatura emocional fue subiendo tras la reanudación del show. Y eso que en esta segunda parte, Heath y los suyos se dedicaron a repasar su último trabajo: Laughin’ & Cryin’ with the Reverend Horton Heat [Yep Roc, 2009].
 
Reverend Horton Heat - Jimbo Wallace
 
Antes de comenzar a descargar “Drinkin’ & Smokin’ Cigarettes”, “Ain’t No Saguaro in Texas”, “Rural Point of View”, “Please Don’t Take the Baby to the Liquor Store” o “Death Metal Guys”, también tuvieron tiempo para tocar dos clásicos: “Martini Time” y “Psychobilly Freakout”. Otra media hora de concierto, y ya íbamos por la hora entera, aunque con menos revoluciones.
 
Tras otro breve descanso, la banda compareció de nuevo en las tablas de Penélope para encarar la parte final de su concierto. Un desenlace que, definitivamente, desmelenó a la audiencia. Y, como sucedió en el arranque del show, el ritmo de interpretación volvió a ser frenético. Además, con gran habilidad, Reverend Horton Heat se dejaron lo mejor el último tercio de actuación: “I Can’t Surf”, “Wiggle Stick”, “400 Bucks”, “Jimbo Song” o “Big Red Rocket of Love”.
 
Reverend Horton Heat - Jim Heath
 
En definitiva, Reverend Horton Heat despejaron las dudas que podía tener respecto a su concierto. Un actuación honesta, intensa, frenética y, sobre todo, repleta de actitud y de buen rock and roll. No se puede pedir más. Gran concierto, mejor rato.
 

Texto: Carlos A.S.
Fotografías: Raúl Ranz
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.