Rhino Bucket + Ángeles – Sala Gruta 77 (Madrid) – 24/02/2011

Por , el 02 - 03 - 2011

Noche para rendir tributo a uno de los mejores vocalistas que nos ha dado el rock and roll , Bon “Dragón tatuado” Scott y la mejor forma es con una buena descarga de puro y salvaje rock and roll a cargo de los americanos Rhino Bucket y por Ángeles, una de las mejores bandas que tenemos en nuestro país y que se han ido curtiendo poco a poco, a base de conciertos, mes tras mes, abriendo para diferentes bandas de fuera de nuestras fronteras y compartiendo con otras de nuestro país como son 77 o Love Division.

Abrieron fuego Ángeles,que se encargaron de homenajear al malogrado Bon con versiones incendiarias de temas de los australianos como un sucio y venenoso “Sin city”, el electrizante “If you want Blood” o el coreadísimo “It´s a long way to the top” que se remata con “If you wanna rock and roll” que causaron la locura entre todos los asistentes al igual que temas propios que cuajaron bastante bien entre el respetable como “Dulces sueños” o la estoniana “Mil promesas”. Se defendieron bastante bien causando una más que grata impresión a la gente reunida que casi seguro en su mayoría desconocían la existencia de estos “ángeles del rock and roll” y me parecieron cada vez más seguros y firmes sobre el escenario.

Tras un tiempo de espera que se nos hizo interminable teníamos sobre el escenario a los californianos que nos brindaron una más que excelente actuación, saliendo muy seguros de si mismos para regalarnos temas llenos de electricidad, guitarreros que sin duda están influenciados por la sombra de los australianos, pero sería muy injusto relegarles a ese plano ya que desde mi humilde opinión la banda combina como nadie ese sonido básico de rock and roll con el hard rock que más me gusta dejando momentos verdaderamente brillantes y con la marca propia del “rinoceronte”. Ahí tienes el clásico “Going down tonight” con una melodía irresistible,”She´s A Screamer” que me recuerda a Def Leppard pasado por un tamiz más sucio y salvajemente sexual o “One night stand” donde tenemos pinceladas de callejero blues.

Claro que también nos encontramos deliciosos temas que el mismo Bon Scott no hubiera dudado en hacer suyos cantándolos con esa voz que cortaba como una cuchilla y que rebosaba sentimiento por los cuatro costados como “Beat to death like a dog” que les quedó bestial al igual que “Welcome to hell” o “Bartime”. La banda lleva rockeando desde 1990 y sacando discos y regalándonos actuaciones llenas de sentimiento, no te van a descubrir nada nuevo pero te aseguro que te van a gustar. La próxima vez que pasen por tu ciudad no te los pierdas. Bon Scott está sonriendo satisfecho desde una esquinita del cielo (o mejor en el infierno) al ver que todavía se le recuerda.


Texto y Fotos: Charly Rock and roll
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.