Rock in Way – (Santiago de Compostela) – 09/09/2011

Por , el 16 - 09 - 2011

Haciendo mención al Camino de Santiago, el Rock in Way del Monte del Gozo se presentaba amenazado por dos factores: la climatología, y lo que es más importante, una controvertida mezcla en el cartel que hacía dudar a más de uno. Si le sumamos que no había opción a comprar entrada de un sólo día, lo más positivo era poder pisar este fin de semana un escenario, que este verano y sin Año Santo, se quedó totalmente desnudo de música. Las principales bandas se compartían con el Festival Getafe en Vivo, lo que pudo influir en los extraños horarios, situando a los cabeza de cartel como The Offspring o The Specials varios grupos antes del cierre. Si se ganó en infraestructuras, pues pocas veces se han visto dos escenarios en el Gozo. Al auditorio se sumó una gran carpa para los conciertos de tarde, estructura muy agradecida por amparar el viento y proteger psicológicamente de la intensa amenaza de lluvia durante las dos noches. A primera hora del viernes y cuando la mayoría de los mortales estaba trabajando, abrían boca los grupos gallegos.

Los primeros Dirty Socks, triunfadores del certamen Levi’s Unfamous Awards, aunque todavía con asignatura pendiente de grabar en estudio. Más tarde el indie de Igloo, presentando su tercer trabajo Infinito 3. Pero pocos pudieron disfrutar de los tempraneros conciertos que daban comienzo pasadas las cuatro de la tarde. Una pena apostar por los grupos autóctonos para colocarlos en una franja tan complicada. Promoción al final, poca. The View (en la foto superior) era la banda que se erigía como una de las apuestas más apetitosas de la jornada dentro del variopinto cartel. Aguantaron el titón de tarde, cuando las primeras gradas empezaban a llenarse muy lentamente. Legiones de veinteañeros se apresuraron hacia el escenario para ver a los escoceses con la presentación de su tercer disco Bread and Circuses del que sonaron “Grace” o “Skag Trendy“, ambas muy coreadas. Mezcla de rock, powerpop o folk que contribuyó a poner algo de salsa a una sobremesa aburrida por el escaso ambiente. Cosecharon aplausos con temas de su primer trabajo Hatts Off to the Buskers (2007) como “Same Jeans” o con el cover de los ochenteros Tweeds, “I Need That Record”.

Triángulo de Amor Bizarro

Continuaban en el escenario secundario Triángulo de Amor Bizarro, abanderados de la música gallega de mejor nivel dentro del panorama nacional. Pocos serán los que no los hayan visto en alguno de los numerosos festivales desplegados por territorio peninsular. Poca afluencia de público, no más de dos mil personas, para un concierto que mereció más. Pero los fans de The Offspring guardaban en el otro escenario su posición en las gradas. En las primeras filas el sonido de TAB dejaba bastante que desear, pero en su defensa diré que fue algo generalizado en todas las actuaciones de la carpa. Los gallegos se han consolidado en el panorama indie español con su segundo disco Año Santo (2010), que ha acogido críticas muy positivas, tras su debut con Hubo tiempo para sus nuevos temas como “El radar al servicio de los magos” o “La malicia de las especias protegidas“, pero también para recordar su primer álbum Mushroom Pillow (2007) con “Mal como efecto de la mala voluntad” o “¿Quienes son los curanderos?”. En pocos años han dado pasos de gigante con firmeza. Esperemos que continúen así.

The Offspring

Como estrellas de la noche y siendo uno de los mayores reclamos del cartel, cumplieron las expectativas y se convertiría en el concierto con más espectadores del Rock in Way. La mayoría venía a recordar tiempos de instituto y eso lo lograron con creces tocando sin reparos su colección de grandes éxitos ante unas diez mil personas. Abrieron con “All I Want” de su álbum Ixnay on the Hombre (1997) para enlazar con la reciente “You’re Gonna Go Far, Kid“. Pelotazo musical con “Come Out and Play (Keep Em Separated)” del Smash (1994), disco que batió records con 16 millones de copias vendidas en un sello independiente. Era la primera vez en la noche que las gradas al unísono coreaban canciones y animaban con brazos en alto. Rock y desenfreno para los que deseaban por fin vibrar con un concierto de la primera jornada.

Ritmos acelerados y explosión de sonido que se hacía necesaria en el Monte do Gozo. A punto de editar su nuevo trabajo Happy Hour, abrieron brecha en el setlist para temas del Rise and Fall, Rage and Grace (2008), como “Stuff Is Messed Up” o “Kristy, Are You Doing ok?“. No fueron los más alabados, pero mantuvieron la brasa encendida acompañados de “The Kids Aren’t Alright“. Las llamas del delirio llegaron con “Give It to my Baby” o “Pretty Fly (for a white guy)“. Los californianos consiguieron de principio a fin que la gente disfrutase, bailase y botase como quince años atrás. Se despidieron pero la mayoría sabía que faltaban unas canciones más. Y sin equivocarse, los fans pudieron despedirse con “Original Prankster“, “Want You Bad“, siendo el broche para, “Self Esteem“, también del Smash, haciendo que el teenager de los treintañeros brotase por última vez. Rock californiano en vena.

Bad Manners

El cielo amenazó durante toda la noche y el viento no era el mejor factor para aguantar toda la noche para quien venía a ver a The Offspring, la mayoría del aforo del Monte del Gozo. Prueba de ello fue que muchos comenzaron a desfilar cuando terminó el espectáculo de los californianos. Otros se quedaron para ver que ofrecían los británicos Bad Manners, una de las bandas con más éxito en el ska de los 80, y con más de dos décadas de trabajo a sus espaldas. Quizás hubiese sido más acertado colocarlos en la jornada del sábado junto a The Specials. Suficiente fueron sus dosis de simpatía y empatía para los que querían seguir la noche, aunque muchos no conociesen el repertorio de la banda. Los fans se diferenciaban de la masa, por la energía y los bailes pogo desplegados en platea. Un atrevido cover de “Can’t Take My Eyes Off You” ayudó a que los presentes cantasen, todos a una. El telón caía de la mano de Muchachito Bombo Infierno, un estilo que desentonaba con el resto del cartel y que trajo consigo un auditorio más desangelad. Punto y seguido al Rock in Way con ritmos rumberos.

_____________________________________________

Texto: Nadia Corbeira

Fotos: Rock in Way

Tags: ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.