Rock in Way – (Santiago de Compostela) – 10/09/2011

Por , el 16 - 09 - 2011

El sol reaparecía por sorpresa en el Monte del Gozo el segundo día de festival, para alegría de los campistas que se vieron sorprendidos por una débil lluvia mañanera. Y con esa carga de positivismo, que mejor que abrir la tarde con los gallegos Novedades Carminha (foto superior). Con su habitual desparpajo y su sonido punk, consiguieron atraer a todos los que paseaban por el recinto. A las cinco de la tarde volvía a ser complicado conseguir éxitos de público, porque en algún momento del fin de semana toca descansar. Aún así la afluencia fue mejor de la esperada cayendo el sol a chorro en la carpa cuando muchos aún reposaban la comida.

En tres cuartos de hora repasaron sus dos trabajos sin dejar respiro entre tema y tema, y con las jocosas bromas de Carlos Pereiro, el guitarra, como un aliciente más para los presentes. “Te vas con Cualquiera“, “Santiago Apóstol“, “Amor Rural“, “Ensalada de Ostias” o “Pesetas” fueron dardos envenenados de rock y fuerza juvenil que no pasa desapercibida. Letras cotidianas, cargadas de sátira e ironía, y contagiosa diversión encima del escenario. Con las buenas críticas cosechadas con su gira nacional de Jódete y Baila (2011), disco más rockero que su debut Te vas con cualquiera (2009), y con esta actitud, que ya muchos grandes quisieran, se merecían tocar más tarde. Incluso Julián Hernández, Siniestro Total, sacó unos minutos para acompañarlos sobre las tablas. De lo más fresco en Galicia.

Delorean

En el escenario principal el revival de tarde fue para Siniestro Total, grupo gallego de los 80 recordado por todos por temas como “Bailaré sobre tu Tumba” o “Quienes somos? de Donde venimos? a Donde Vamos?” . Desplegaron sus éxitos “Todo por la Napia”, “Alégrame el Día, Torero”, aunque eran pocos los que saltaban, aún sin reponer fuerzas del día anterior. De nuevo melancólicos recuerdos de instituto para muchos de los presentes. Y al caer la noche, por fin Delorean consiguieron mover al personal en la carpa, con su Subiza (2010) bajo el brazo. Desplegaron su colección de temas de este último trabajo ante uno de los públicos más entregados del evento. Sus fans se conocían todas las canciones y se creó un clima festivalero en un abrir y cerrar de ojos. Luces, proyecciones y música de baile metieron a muchos por primera vez en la segunda jornada musical. Inyección de adrenalina y positivismo, para una noche en la que el cielo se había vuelto a cubrir de nubes tormentosas y amenazantes.

The Specials

The Specials eran el plato fuerte de la segunda jornada y ofrecieron uno de los mejores conciertos del festival. Cargados de innumerables éxitos para volver al pasado y revivir aquellos primeros momentos donde se erigieron como abanderados del ska. Sobra decir que su música va mucho más allá mezclando también pop, punk o reggae. El grueso del concierto giró en torno a su primer disco homónimo del año 1979. Así comenzaron con “Do The Dog“, “It’s Up to You”, “Monkey Man”, “Concrete Jungle” o “Doesn’t Make It Alright”. Los fans no paraban de bailar casi sin poder coger aire entre hit y hit.

De nuevo el Gozo respondía al cabeza de cartel con ansias y desplegando toda su energía. Los británicos continuaron con “Stereotypes” de su segundo disco More Specials (1980) volviendo enseguida a su punto de partida con “A Message to You” y “Nite Klub”. Bailes pogo continuos entre los más enloquecidos, a los que se sumó Julián Hernández de Siniestro Total, que disfrutó como el que más. Los últimos temas fueron de nuevo para su primer trabajo con “Too Much Too Young” y “Little Bitch”, dejando para el final “Enjoy Yourself” del More Specials. Repaso a su disco triunfador haciendo que hasta los menos apasionados quedasen con una sonrisa el resto de la noche.

The Toy Dolls

Nuevamente el final del concierto con más tirón de la noche, vaciaba el Monte del Gozo a la mitad. La recta final la formaban los británicos The Toy Dolls y los franceses <<Rinôcérôse>>. Dosis de punk rock en lo primero y rock electrónico a cargo de nuestros vecinos. La puesta en escena de The Toy Dolls consistía en su vestuario a base de trajes con pantalones y corbatas cortadas, y pequeñas coreografías que buscaban la simpatía, conseguida con los fans. Su show me resultó algo monótono a pesar de buscar la complicidad con una selección de sus mejores éxitos, y con un gradual “striptease“. Primero la chaqueta, más tarde las camisas y al final torso desnudo, como si quisiesen parecer la banda de antaño, pero con treinta años más y con un frío pelón, la situación se quedaba más en pose que en espontaneidad. El toque desenfadado quedó años atrás y no lo han logrado sustituir por nada original o atractivo.

<<Rinôcérôse>> no pegaba mucho después del punk, pero los que se mantenían en las gradas y platea tenían ganas de fiesta y se dejaron envolver por la cuidada iluminación, los sonidos electrónicos y las enérgicas guitarras. La coctelera agitó punk, rock y electrónica para servir la despedida de un Rock in Way con pretensión de consolidación. No está de más reflexionar para pulir algunos detalles que seguro inclinaron la balanza hacia el lado negativo, consiguiendo la mitad del aforo del Monte del Gozo en esta primera edición.

_______________________________________________________

Texto: Nadia Corbeira

Fotos: Rock in Way

Tags: ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.