SAN MIGUEL PRIMAVERA SOUND 2011 – Parc del Fòrum (Barcelona) – Sábado 28/05/11

Por , el 30 - 05 - 2011

 

 

Día de clausura en el espacio Fòrum (pues el cierre oficial será el domingo 29 en el recinto habilitado en el Poble Espanyol) para la edición más espectacular de uno de los festivales de música indie con más repercusión a nivel internacional. Más de 120.000 personas pusieron en entredicho que la cultura sea el área social y humanística más perjudicada en tiempos de crisis económica.

 

Con la mirada desviada ligeramente hacia los actos de superación que la organización se plantee como reto para las futuras ediciones, acudimos al recinto con el directo de Perfume Genius como punto de partida. Inicio de jornada con música introspectiva para un día marcado por la polémica por la decisión de la organización de habilitar la pantalla del escenario Llevant para la retransmisión del partido de fútbol correspondiente a la final de la Champions League. Pero con este hecho en el horizonte más inmediato, continuamos disfrutando de la música de Papas Fritas, quienes repasaron los temas de su discografía y nos dejaron tan embelesados que retrasaron nuestra asistencia a uno de los directos más esperados (y tempraneros) del día, el de Fleet Foxes. Para abrir eligieron la instrumental “The Cascades”, un acertado inicio que daría paso a las más esperadas de la noche: “Battery Kinzie” y “White Winter Hymnal”. A pesar de ello, Robin Pecknold estaba más pendiente de la hora de inicio del partido que de ofrecer un buen directo, hecho que, lamentablemente, recortaría la presumible extensión del directo.

 

Por suerte, un sector más que importante del público no olvidó que se encontraba en un festival de música, así que no dudó en abuchear las imágenes del partido ofrecidas en la pantalla del escenario Ray-Ban poco antes del concierto de Einstürzende Neubauten. El suyo fue un concierto perjudicado por la celebración del evento deportivo, pero aun así combatieron contra los elementos de la mejor de las maneras posibles: con música y energía, pero sobretodo con ingenio sonoro. Instrumentos improvisados (aka ‘cosas que puedan hacer ruido’) nos demuestran que el instrumento no hace al músico, sino a la inversa.

 

 

Como era de esperar, nadie iba a permitir que el directo de PJ Harvey se solapase con el fútbol. Quedaban diez minutos para la hora prevista, y el acceso al foso de fotógrafos todavía permanecía cerrado, mientras que las luces del escenario descansaban apagadas. Eso sí, desde el backstage provenían vítores y ‘uysssss’ propios de quien está disfrutando/sufriendo con la visión de un evento deportivo. Tras el encumbramiento del F.C. Barcelona como flamante campeón de Europa, se esperó a que a pie de escenario acudiese una de las más grandes afluencias que ha recogido ningún directo en este Primavera Sound. También el aplauso de bienvenida a la artista fue el más enérgico y entusiasta de los dedicados a ningún otro colega de escenario, cuando la cantante británica se situó al borde del mismo engalanada con un vestido de lino blanco y un tocado de plumas. Para comenzar, un tema de su último álbum: “Let England Shake” interpretado con su inseparable autoarpa, que compartiría protagonismo con ella durante el resto del directo. Sus temas más oscuros no vinieron hasta el final del concierto y, de no ser por la buena predisposición del personal, algún descontento que otro podría haber causado entre su público.

 

 

Pasando de soslayo la mirada por el enérgico directo que Prince Rama ofrecía en el escenario Jägermeister Vice, corrimos hacía el ATP para aguardar la salida a escena de los miembros de The Jon Spencer Blues Explosion. Para esta nueva etapa, Jon Spencer ha rescatado a Judah Bauer y Russell Simmins, con quienes tan bien comulga en su idea del blues-punk. Temas bailables que incitaron a la gente a sumergirse en una danza bastarda de pogo y rock’n’roll mientras los temas punzaban nuestros oídos con un sonido acerado.

 

De vuelta al escenario Ray-Ban, nueva parada en el escenario Jägermeister Vice donde retomamos aliento antes de enfrentarnos a nuestro particular concierto de clausura de, hasta la fecha, última edición del festival PS: Holy Ghost! Los neoyorquinos salieron a escena casi en penumbras. Lo que en principio consideramos una táctica de choque contra los fotógrafos de prensa se nos relevó como una decisión propia del dúo (o del técnico de iluminación) que se prodigó durante el resto del directo. Por suerte, su música brilló con luz propia relegando la escenografía a un segundo plano. A pesar de ello, el aspecto visual del concierto se vio perjudicado por tan nefasta puesta en escena.

 

 

Y tras tres días de festival (o una semana para aquellos que optaron por seguir las programaciones de las ubicaciones alternativas) dijimos adiós a uno de los festivales que sigue compaginando en su programación pesos pesados de la historia musical más reciente, con talentos emergentes aspirantes a herederos del título de legendarios.

 

Fotos: Señora Candy Killer

 
Crónica: Raül Ruiz

 
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.