Savages – Shoko, Madrid – 20/02/2014

Por , el 07 - 03 - 2014

Un concierto sin móviles a la vista. Un sueño, ¿verdad? El personal no lo desatiende ni en cines y teatros a pesar de las repetidas advertencias, como para hacerlo en un concierto donde el grupo protagonista lo solicita amablemente. Con su debut, Silence Yourself (2013), Savages nos pedían silencio. Y hace unos días en un local de la capital pedían que silenciásemos nuestros móviles. Para hacer ruido ya estaban ellas.

Ya lo hicieron – en todos los sentidos – en la edición 2013 del Primavera Sound, y gracias a SON Estrella Galicia el cuarteto británico volvió a España para hacerse oír en una abarrotada sala Shoko. Su deseo de ser el centro de atención ya estaba claro con los carteles antimóviles, pero, por si acaso, y ante el jaleo reinante, salieron al escenario y llamaron al orden con un título apropiado, “I am here”. Este entrante además dejaba claro cómo iban a funcionar las cosas. La guitarra de Gemma Thompson experimentó y creó sonidos extraños y hasta escalofriantes. La batería de Fay Milton mantuvo un ritmo frenético e hipnótico. Las cuatro cuerdas del bajo de Ayse Hassan realmente llevaron el mando. Y, mientras tanto, la afilada voz de Jehnny Beth dejaba al descubierto el engaño al que conducía su figura menuda y aparentemente frágil.

Una figura hiperactiva, que empezó a danzar de un modo que recordaba a Ian Curtis de Joy Division en “City’s full” y poco a poco se fue soltando, tras deshacerse del pie de micro, y resultando menos inaccesible. Hubo un momento en el cual se acercó un poco a la primera fila, fijó la mirada en alguien, y, entre silbidos y gritos, dijo, “It’s not that you’re not beautiful”. Con estas palabras arranca “I need something new”, y con ella el potente zumbido del bajo, la guitarra en constante distorsión y la trepidante batería, provocando pequeñas explosiones de ruido y luz.

Una figura que daba una nota de color dentro de ese aura de claroscuros y humo en el que se movían. Iban todas de riguroso negro, salvo Jehnny, que llevaba camisa blanca y zapatos ¡rosas!, suavizando la imagen algo amenazante del grupo. Rozó la dulzura al revisar “Dream baby dream” de Suicide antes de embarcarse en los minutos más intensos de la noche.

Empezaron con otra orden, “Shut up” y su pegadiza línea de bajo, mandando callar, para después preguntar, “¿Estamos bien? Podemos hacerlo mejor”. Y vaya si lo hicieron. Quisieron caldear más el ambiente y lo hicieron a conciencia, al guitarrazo limpio y acelerado de “No face”, alterando considerablemente a la pista. El nivel de decibelios siguió subiendo, y la electricidad fluyó por la salas, culpa de “Husbands” y “Hit Me”, dos balazos que dejaron exhaustas a las chicas, y aunque no siguieron esa norma no establecida de desaparecer del escenario, sí necesitaron tomarse unos segundos antes de rematar la velada.

Ayse empezó a dar toques de bajo, y así se pasó un buen rato, mientras la vocalista explicaba que habían tenido un mal día. Y qué mejor que acabarlo con “Fuckers”, (tema que únicamente suena en sus actuaciones pero próximamente será editado en un EP). Poco a poco fueron construyendo la atmósfera, entre los efectos de Gemma, las baquetas de Fay moviéndose cada vez más rápido, Ayse moviéndose al ritmo de lo que empezaba a parecer dance y Jehnny dejándose querer por los piropos y los gritos del respetable, cada vez más tenso ante el lento desarrollo de la canción. Pero qué canción. Alargaron la tensión, alteraron los nervios y con un grito final de Jehnny Beth, el espectáculo llegó a su fin.

Sin bises, casi jugando a las tinieblas con los presentes, dando órdenes… Savages vinieron, vieron y sentenciaron con una docena de temas. Una experiencia por la cual bien merecía la pena dejar el teléfono tranquilo durante más de una hora, por una vez.


Texto y fotos: Beatriz H. Viloria
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.