SÓNARGALICIA 2011 – ExpoCoruña – Sábado 18/06/11

Por , el 23 - 06 - 2011

 

 

El sábado se presagiaba como el mejor día tanto por la calidad del cartel como por la afluencia de público, que se triplicó respecto al viernes, llegando a las seis mil personas. M.I.A. era una de las estrellas de la noche pero lejos de brillar, su show acaparó numerosas críticas dividió al público. Demasiadas expectativas para poca tela que cortar. El sonido fue mediocre, en parte por su equipo, y también por las condiciones del propio SonarClub, y su voz  tampoco cautivó. Fallos en los visuales de las pantallas o la pésima iluminación no ayudaron ni a los gráficos, ni al propio espectáculo. Las luces sólo ofrecían sombras y siluetas de la estrella de Sri Lanka.

 

Galang” de su álbum debut “Arular(2005) abrió las puertas de un show con una M.I.A. rubia platino y con gafas de sol. Quizás demasiado protagonismo para su cantante de apoyo, que por momentos conseguía dirigir hacia ella todas la atención, con un cuerpo y unos movimientos que no pasan desapercibidos. M.I.A. no paraba quieta un segundo recorriendo todo el escenario, echándose al público, subiéndose a la torre de baffles e infinidad de teatralidades varias como en la despedida, lanzando los micrófonos al aire. Mucha pose pero poca carne en el asador. Rescató después “Boyz” y “Paper Planes” de su segundo disco “Kala(2007), bastante flojos en directo. Y entremedias, descansos de la diva para coger aire, con lucimientos de baile poco fructuosos de otros miembros de la performance.

 

La primera vez que vi a M.I.A., Paredes de Coura (2007), su espectáculo defraudó hasta a los más fans. Y esta segunda oportunidad deja pocas ganas para una tercera. De lo mejor fueron los visuales que inundaron de color, psicodelia y simbología hindú el SonarClub, a juego con la estética de la británica. Lo más espontáneo del show fue la subida al escenario de más de treinta personas que aprovecharon como nunca su momento para coreografiar, con energía desbordante, los últimos temas del concierto como “Meds and Feds” o “Born Free”, ambos de su último trabajo “Maya” (2010).  Después toda la salsa se cocería a fuego lento en el SonarHall con las actuaciones de Cut Copy, Four Tet, Die Antwoord o James Murphy.

 

Cut Copy

Gran ocasión para disfrutar de los australianos Cut Copy, que sin duda ofrecieron un live de los mejores. Centrados en su último trabajo “Zonoscope”, el sonido de la sala volvió a jugar en contra, con graves demasiado altos y poca definición instrumental. Pero sin duda el público perdonó esos fallos que perduraron en las posteriores actuaciones, compensándolos con una de las entregas del público más satisfactorias de este SónarGalicia. Volcado desde el principio, el ambiente se empapó de locura, saltos y diversión, desde el primer instante hasta el último. Felicidad y baile en estado puro.

 

Con su equilibrado electropop, fueron cayendo temas de sus tres trabajos como fichas de dominó, apabullantes. Abrieron con “Nobody Lost, Nobody Found”, “Feel the Love” y “Where I’m Going”, dejando para cerrar “Need You Know” y “Out There On the Ice”. Aunque sin duda los dos momentazos fueron sacados de su segundo álbum “In Ghost Colours” (2008), que no son otros que “Lights and Music” y “Hearts on Fire”, apenas separados por “Take Me Over”. Locura total y euforia desatada, para lo que seguro quedará en la retina, como dos de los mejores momentos de este SónarGalicia. Auténticos bombazos sonoros. Por fin se veía en un escenario una interacción total con el público y un delirio absoluto de los fans ante Cut Copy, erigiéndose como triunfadores de esta edición.

 

Y llegaba la hora de la única apuesta por lo experimental en este SónarGalicia 2011 con Kieran Hebden al frente de Four Tet. El inglés condensa una larga trayectoria pero ha conseguido no encasillarse. El año pasado “There is Love in You” se erigía como uno de sus mejores trabajos y así lo demostró con su live, de las más destacado en el festival. Coincidía en parte con Richie Hawtin, la apuesta más clásica, técnica y housera de este Sónar, y casualidades, fueron los únicos que no permitieron fotos ni vídeo. Kieran se mueve como pez en el agua entre la electrónica y el indie, captando así un público que proviene de diferentes gustos musicales. Psicodelia y un ambiente evocador que te transporta a donde quieras soñar. Poca interacción con el público, y es que el propio Hebden parecía también abducido por su universo particular. Uno más en la atmósfera onírica. Temas como “Angel Echoes” o “Circling” hubiesen sonado impecables de no ser por los fallos de sonido ya comentados. Saga de delicias musicales inmersas en mundos paralelos. Quizás hubiese sido más adecuado colocarlo antes en cartel para percibir todos los detalles de su técnica, seguramente, escaparon a más de uno rozando las tres de la madrugada. La intensidad y el ritmo fueron in crescendo en su actuación, lo que hizo que muchos nos quedásemos con ganas de mucho más. Música a flor de piel.

 

 Die Antwoord

Desde Sudáfrica, Die Antwoord siguió la estela del SonarHall en este sábado. No defraudó a los fans y enganchó incluso a los escépticos con el género. Homenaje visual al recientemente fallecido Leon Botha para empezar, y salida a escena de sus tres componentes, Ninja, Yo-Landi-Vi$$er y Hi-Tek a los platos. Comenzaron rotundos con su hit “Enter the Ninja”, consiguiendo atraer al público desde el principio y demostrando que venían a por todas y a comerse el escenario.

 

Su combinación es explosiva y su descaro contagia. Ninja, delicada y angelical, y con una voz que parece salir de un personaje virtual o de un dibujo animado. En la otra cara de la moneda y en contraste absoluto, la apariencia y el timbre vocal de Yo-Landi  Continuaron con “In your Face”, “Rich Bitch” o “Scopie” sin dejar respirar y sin dejar pensar. Sólo trallazos de música. Rap, música de raíces y contundencia al máximo.  La estética es otra parte fundamental, iban quitándose sudaderas y camisetas a la par que desgranaban sus hits como “Evil Boy” y “Orinoco Flow”, muy divertido en directo rapeando sobre el conocido “Sail Away” de Enya, dejando sorprendidos a más de uno que se movía al ritmo de ese tema de antaño casi sin pretenderlo. Energía y ritmo desenfrenado que puso a moverse a todo el que se dejó caer por su actuación. La gran sorpresa.

 

 Boys Noize

Continuaba James Murphy, un conocido ya para los que disfrutaron en el SónarGalicia 2010 de una de las actuaciones memorables con LCD SoundSystem. Sin embargo su sesión funk, disco y house no dejó el mismo sabor de boca. Demasiado lineal e incluso por momentos monótona. A la media hora muchos decidieron trasladarse al SonarClub para ver la actuación de uno de los dj’s más esperados del evento, Boys Noize. Y vaya si cumplió.

 

Uno de los defectos de este SónarGalicia fue rellenar programación con más dj’s que lives, la mayoría sin mucho nombre, y por lo visto, sin sobresalir tampoco en directo. Salvo el clásico Richie Hawtin, o The Gaslamp Killer, el otro gran nombre a los platos era el alemán Boys Noize y demostró, entre tanta sesión mediocre en dos días, que una buena dosis de post-electro aderezada con punk, puede hacer bailar y desquitarse a todos y cada uno de los que se presten. Y disposición no faltaba, ante uno de los reyes de las pistas.  Se metió a la gente en el bolsillo desde el principio con “Jeffer”. Sesión eléctrica de desenfreno para los que resistían en la batalla a las cinco de la madrugada. Acid, beats, techno y ritmo frenético son su cocktail para agitar al público y conseguir conexión total. Superó con creces cualquier sesión vista en altas horas de esta edición de 2011. Noqueó.

 

La sucesión de hits como “Oh! Oh!”, “Starter” o “Yeah!”, y remixes como el “My moon My Man” de Feist, o “Swoon” de The Chemical Brothers elevaron a Alexander Ridha a la altura de dios musical para los presentes, no tantos como mereció su sesión, dando vida de nuevo al escenario principal. Gran broche para un SónarGalicia 2011 que ha descendido en calidad, demasiados escalones de una sola caída. Un sombra fantasmagórica llena de preguntas sin respuesta se extiende sobre la posibilidad de un SónarGalicia 2012. Por parte del público la demanda es clara, más música vanguardista, que para algo es el alma de este festival.

____________________________________________________

Fotos: Javier Amosa

Texto: Nadia Corbeira

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.