Sonorama – Aranda de Duero (Burgos) – 13 al 16/08/2014 (2ª parte)

Por , el 06 - 09 - 2014

Los conciertos mañaneros de la Plaza del Trigo han ido adquiriendo un gran protagonismo en las últimas ediciones del Sonorama. En principio planteado como trampolín para bandas emergentes (el jueves, se rindió homenaje al 25º aniversario del sello Subterfuge con los directos de The Bright, Bravo Fisher! y Joe la Reina), con directos que suelen acabar al grito de “¡Escenario principal!”, se ha convertido en el punto caliente donde todo el mundo quiere estar. Desde hace un par de años, artistas consagrados han querido probar las mieles de esta pequeña plaza de ambiente insuperable cuando más aprieta el sol en Aranda, con directos sorpresa de última hora. El la tercera jornada del festival, tras las presentaciones en sociedad arandina de los infernales teclados y baterías de Perro, entre otros, Niños Mutantes aparecieron en escena y los sonoritos vibraron nuevamente con “Como yo te amo“, y revisiones de Talking Heads, Mecano o Depeche Mode.

A escasos metros, en el Red Bull Tour Bus, formaciones noveles también buscaron hacerse oír, como las melodías dulces de ukelele de Penny Necklace o la rotundidad de Kitai. Desde el primer momento se llevaron de calle a los presentes, muchos boquiabiertos ante el derroche de desparpajo y actitud rock del jovencísimo cuarteto, con mención especial a su bajista (al más puro estilo Flea de Red Hot Chili Peppers) y la potente voz de su vocalista.

Por la noche, Second y su Sinfónica 2502 abrían el prime time del escenario grande. Su público no falla y siempre entregado y entusiasta recibió con gusto todo lo que les echaba la uniformada banda murciana, cuyos conciertos son una fiesta asegurada. Sonaron las imperdibles “Muérdeme” o “Rincón exquisito“, las recientes “Las serpientes” y “2502“, todas a través del filtro de las cuerdas de la sinfónica, cuyos miembros acabaron abandonando su cubículo para danzar al ritmo de “Rodamos“.

En el arranque del fin de semana, la voz cantante correspondía a una aragonesa, Eva Amaral, quien apuntó que el verano pasado era ella la que andaba entre el público. Con un favorecedor vestido largo negro medio transparente, y estratégicamente situada delante de un círculo de luz que por momentos simulaba el sol o la luna, de su menuda figura manaba el impecable chorro de voz que emocionó con “Como hablar” o la grandiosa “Hacia lo salvaje“. Los maños saben encadenar éxitos como nadie, pues ya cuentan con un buen puñado de ellos, y su banda, con Jaime G. Soriano (Sexy Sadie) entre sus filas, está más que bien rodada. Ante un recinto a reventar, Amaral dieron alguna pista más de ese nuevo disco que se espera para finales de año, y del cual solo se conocía “Ratonera“, con “El cazador”. Alternando guitarra, pandereta, armónica y micrófono, Eva se mueve con energía por el escenario, y se lo come.

La solvencia y la necesidad de la existencia de un grupo como León Benavente quedó demostrada una noche más, y van… Abraham Boba y compañía han recorrido medio país dejando pruebas más que suficientes de que este es su momento, armados con un debut cuyos temas de hipnóticas líneas de bajo y letras cantadas o narradas uno no se cansa de escuchar en directo. El más que generoso aforo frente al Escenario Castillo y León es Vida (llegará el principal, tiene que llegar) lo dejó claro.

En el grande se encontraron este año Izal (vía Plaza del Trigo en 2013), a punto de recoger el galardón al grupo que más festivales ha visitado en los últimos meses. Rara será la cita donde miles de personas, muchas con camisetas con el nombre del grupo o una “Mujer de verde“, no hayan vibrado con “Qué bien“, “Hambre” o “Magia y efectos especiales“. Más de una debía estar repitiendo en la fría noche arandina. Mikel Izal vuelve a cantar ante un público masivo, aunque hacerlo en el Sonorama supone una recompensa personal aún mayor.

Pasado el huracán Izal, a los sonoritos aún les quedaba bastante tarea. A la fiesta montada por los daneses Reptile Youth y su dance rock les seguirían Fuel Fandango, por fin en el escenario principal. Nita, coronada de flores, derrochó duende junto a sus socios, encargados de los contagiosa fusión de ritmos salidos de Fuel Fandango (2011) y Trece Lunas (2013) que tan buenos momentos está dejando en la memoria del trío. Y del público, claro.


Texto: Beatriz H. Viloria Fotos: Jacobo Revenga
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 comentario

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.