Tesla – “Heineken” – 24/06/2009 – De Ferraris, peregrinaciones y tierras prometidas

Por , el 27 - 06 - 2009

 
 

¿Saben ustedes qué tienen en común un Ferrari, las peregrinaciones y la tierra prometida? Lean la siguiente reseña y saldrán de dudas.

 

A las nueve y cuarto y después de calentar el ambiente “Highway To Hell Band”, el grupo tributo a los australianos AC/DC, pisaron el escenario unos esperadísimos Tesla . Liderados por el precioso timbre de voz sangrante de Jeff Keith, los también habituales Frank Hannon (guitarra), Brian Wheat (bajo) y Troy Luccketta (batería), hicieron de maestros de ceremonia del nuevo fichaje del grupo, el guitarrista Dave Rude, que con la tarjeta de presentación de su talento con la guitarra y sus buenas maneras en el escenario hizo que nos olvidáramos por completo de su antecesor Tommy Skeoch.

 

 

Tesla vino a triunfar y triunfó. Tesla vino a enamorar y enamoró. No solo a los fans de toda la vida como un servidor sino también a una marea de veinteañeros (féminas sobre todo) que se encargaron de devolver al grupo, con su incansable entrega y entusiasmo, a la añorada juventud. La maquinaria de Tesla, como si de las piezas de un Ferrari se tratara, funciona a la perfección. Todos conocen bien su cometido. Todos se saben de memoria su papel. La atemporalidad musical del grupo se hace evidente desde el principio con la contundencia de “Forever More”, canción homónima de su último disco a la que dan continuidad la preciosa “I Wanna Live” y “Modern Day Cowboy”, tema de su primer disco “Mechanical Resonance”, 1986. Ralentizan el tempo del concierto con la emotiva canción “Song & Emotion” de su álbum “Psychotic Supper”, 1991, aderezada con una oleada de mecheros que inundó toda la sala. Para entonces los allí presentes, que hicimos pequeña “la Heineken”, ya nos habíamos rendido a la genialidad del grupo, saltando y gritando al ritmo que nos marcaban desde el escenario. “Breakin´Free”, de su último disco, “Hang Tough” y “Heaven´s Trail (No Way Out)”, ambas de su album “The Great Radio Controversy”, 1989, dieron paso al clásico “Getting´Better”, que fue interpretado magistralmente por ambos guitarristas. “So What!” de su último disco, “What A Same”, de su disco “Into The Now”, 2004, y “Shine Away”, de “Bust A Nut”, 1994, hicieron las delicias de los asistentes que fuimos testigos oculares de la cercanía y entrega del grupo para con sus fans. Una preciosa “Intro“ de guitarra sirvió para presentar su canción más conocida y emblemática: “Love Song”, coreada de principio a fin por un público entregadísimo. “What You Give”, “Signs”, de su disco “Five Man Accoustical Jam”, 1990, y la canción “Into The Now” de su disco homónimo, maquillada con unos preciosos efectos sonoros y en la que Frank Hannon, que supo ganarse a los presentes con su entrega, cercanía y calidad instrumental, nos deleitó tocando el teclado, desembocaron en diez minutos de intercambios de preciosistas solos de guitarra, poses a lo Jimi Hendrix, duetos sonoros, guiños al blues, que enlazaron, tras un breve acercamiento al tema “We Will Rock You” de Queen, con la preciosidad de “Comin´ Atcha Live”, tema con el que se despidieron. No pasaron dos minutos cuando la banda volvió para terminar de enloquecer a la gente con “Rock Me To The Top”. Una hora y cuarenta minutos que nos supo a poco. Y es que disfrutar del directo de este grupo debería ser como esas peregrinaciones religiosas que han de realizarse como mínimo una vez en la vida.

 

 

Gracias a su buen gusto y sobre todo a saber cuidar el rock n´roll como ellos lo cuidan, Tesla se han ganado el respeto y la admiración de sus seguidores. Prueba de ello es que los allí presentes nos entregamos por completo, coreando y bailando todas sus canciones. Quizás el único inconveniente de la actuación fuera el mal sonido con el que contó la banda, amén de la ausencia de algún clásico como “Little Suzi”, “Paradise” o “Edison´s Medicine”. Aunque un servidor, que aquella tarde-noche pisó la sala Heineken como quién descubre la tierra prometida, se fue a casa con la satisfacción metida en el cuerpo. Gracias Tesla por ser (tan buenos) como sois.

 

Y esto es lo que tienen en común un Ferrari, las peregrinaciones y la tierra prometida.

 
 
Fotos: MAIXTA
Texto: AMADO STORNI
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.