The Boy Will Drown: Fetish

Por , el 20 - 06 - 2009

 

 
Proceden de Norwich, Gran Bretaña, funcionan desde 2005, en 2006 autoeditaron un EP de cuatro canciones como carta de presentación. Tres años después, The Boy Will Drown editan Fetish, su primer larga duración, a través de Earache Records, un auténtico tratado de esquizofrenia musical amparado bajo las abruptas texturas del thrash el death y el grind, pero revestido de una singular puesta en escena vanguardista que enlaza directamente con formaciones como Dysrhythmia o Psyopus, es decir, metal psicótico de giros dinámicos imposibles y malabarismos instrumentales dignos de hacerse un hueco entre los artistas del Cirque Du Soleil.

 

Para afrontar este tipo de grabaciones hay que dejar de lado cualquier concepto preestablecido en lo que se refiere a parámetros habituales en el rock. Haciendo un breve recorrido histórico, encajan dentro de esa clase de autores cuya creatividad fluye lejos de las normas, como Frank Zappa, King Crimson, Primus, Disarmonic Orchesta o los propios Voivod, cada cual en su contexto.

 

Comenzar el álbum con un tema denominado “Deep Throat” (Garganta Profunda), ya pone en alerta los sentidos, no solo por las connotaciones del nombre, sino porque con él destapan la Caja de Pandora de la que empieza a surgir el caos y la complejidad, representada con efectividad en los siguientes cortes, “Irminsul”, “Josef Fritzl”, “Apollo’s Lire” y, en definitiva, con el resto de canciones, porque se trata de un concepto global de laberínticas proporciones donde conviven con extraña empatía, guitarras hirientes de solos enrevesados, bajos de líneas turbulentas, golpes de batería convulsivos y una voz de cabreo absoluto.

 

La grabación solo deja algunos segundos de sosiego en cortos punteos incrustados al final o principio de algún tema, el resto es puro frenetismo desquiciante y transgresor.

 

Estamos ante un universo disonante de complicados entramados y resonancias subversivas que se entrecruzan formando retorcidas singladuras, un alarde de talento expresado a base de una técnica de alto nivel.

 

Fetish es, en conclusión, una apología de lo impredecible, la extravagancia llevada a niveles de surrealismo sonoro. De difícil asimilación pero de una integridad absoluta y una personalidad incuestionable. Un título como “Dance Like An Epileptic”, dice mucho del contenido del álbum.

 

GRUPO: The Boy Will Drown
TITULO: Fetish
DISCOGRAFICA: Earache Records
AÑO: 2009
PAIS: Gran Bretaña
CALIFICACION: 8

 

CRITICA REALIZADA POR LOCKY PEREZ
 

 
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.