The Jon Spencer Blues Explosion – Sala Capitol (Santiago) – 13/03/2012

Por , el 19 - 03 - 2012

Explosionando. Así comenzó la nueva entrega del Ciclo Galicia Importa en la Sala Capitol de Santiago a cargo de The Jon Spencer Blues Explosion, de la mano de la promotora gallega Sweet Nocturna. Lleno total en una ciudad en la que por fin se podía saciar el hambre de rock, palpable en los últimos meses. Impecable y potente directo, rock sucio y bluespunk desgarrador, que enganchó a todos los presentes desde el primer minuto.

Predisposición total del público y expectativas cumplidas al máximo. Jon Spencer puso toda la fuerza y dinamismo, en contraste con su guitarrista, un impávido Judah Bauer, mascando chicle y sin mover un paso sobre el escenario. El batería Rusell Simins, a medio camino entre los dos extremos del power-trío, fue la guinda de este blues rock garajero, que sonaba endemoniadamente angelical y sucio a la vez. Pronto comenzaron a recuperar pelotazos del pasado como “Chicken Dog” del álbum Now I Got Worry (1996) o “Soul Typecast” del disco Extra Width (1993), donde el público se desquitó con aplausos, en una de las ovaciones de la noche.

Blues Explosion, Blues Explosion fue su grito de guerra durante todo el show y así se nos quedó grabado a todos, despertando al día siguiente con su enérgico alarido incrustado en la cabeza. Pocas palabras y mucha música. Siguieron con el torrente de éxitos como “2Kindsa Love”, extraído también del Now I Got Worry, o “Bellbottoms” del álbum Orange (1994) del que también repasaron “Ditch”, “Very Rare” o “Dang”.

Apenas hubo pausas entre canciones, todo un continuo e improvisado delirio musical, solamente alterado por los constantes alaridos y gemidos de Jon Spencer. Dos décadas después lo sigue dando todo sobre las tablas, enfundado en cuero negro y sudando la gota gorda, literalmente. A contraluz parecía chorrear todo el bluespunk que tiene inyectado en sus venas.

Jon destroza micros como galletas, parece que se lo va a comer a bocados mientras se desgañita y patalea como si fuese un niño enrabietado en pleno berrinche. Los últimos acordes fueron para “Magical Colors” del disco Acme (1998) con un explosivo final y una apoteósica ovación. Pero aún quedaba sitio para el postre y los norteamericanos salieron otros quince minutos a escena, poniendo broche de oro al primer concierto de esta nueva entrega del Ciclo Galicia Importa, que en dos semanas trae a Mark Lanegan Band a esta misma sala.

Casi dos horas sin parpadear al ritmo frenético que impuso la banda, para demostrar que veinte años después siguen abrumando a quien los ve por primera vez, y moviendo a quienes no se cansan de verlos. Fan o no fan, si se cruzan en tu camino y estás hecho de rock, no dejes de gozarlos. Toda una explosión de sonido.


Texto: Nadia Corbeira

Tags: ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.