The Leisure Society. Madrid, Sala Moby Dick, 20/01/10

Por , el 22 - 01 - 2010

The leisure society subidos al globo del folk

 

Si das una y otra vez vueltas a cargo de encontrar ese parecido que se manifiesta patente entre la música de The leisure society y los excelsos Fleet Foxes, además de no llegar hasta ningún sitio y marearte mucho, se puede alcanzar a entender menos que el coreano de “Perdidos”. Porque si hubiese salido al mercado antes el álbum de debut de los británicos, otro gallo hubiera cantado a aquellos que engrandecieron y engalanaron la explosión de folk psicodélico de Fleet Foxes, mucho más llano e igual de contundente en la firmeza de muchas de las canciones de “The sleeper”, con esas melodías donde no abusan de los instrumentos y las voces, que con el buen sonido que ofreció la sala madrileña al mejor disco de folk del año pasado sumaron puntos para dar buena fe del buen hacer del grupo. Y, además, se les vio con soltura.

 

Era la segunda vez que tocaban en España y su primer concierto madrileño, donde comenzaron con la preciosa (bueno, y ¿cuál no lo es?) “The darkest play I know”, sabiendo doblegar las dudas que podrían hacer titubear a los que vacilaban acerca de cómo la presentación de un disco de debut fuera tan bien recibido y presentado en directo.

 

El grupo canta sus canciones ayudado por varios instrumentos de cuerda muy socorridos para estos casos: el contrabajo y el banjo, además de teclados y batería, acompañaron a los cinco miembros del grupo, donde recorrieron sin prisa y con simpatía la constelación sonora que eclipsa cualquier género de dudas acerca de la calidad emotiva de sus composiciones. Ahí estaban, entre otras, “A fighting chance”, “The last of the melting snow”, el colorista estribillo de “A matter of time”, el brillo que da fulgor de la melodía a las palabras de “Save it for someone who cares” y el resto de su disco, donde en pocos minutos hicieron balancearse a los seguidores que tenían en frente y envolverles en el mismo calor que emana de su disco de estudio. También hubo tiempo para versionar a los Beatles de “Something” (esta vez, sin la compañía de flauta), con el mismo tratamiento de han dado a lo pulido de sus canciones.

 

Sonrisas de complicidad para uno de los grupos sorpresa del pasado año.

 

Y para los seguidores más glotones, se ha publicado su primer álbum en versión doble; denominado “The sleeper/A product of the ego drain”, ocho canciones más con varias demos y caras b, donde su brillantez (algunos temas son instrumentales) no está castigada con la imagen amateur de sus primeros temas.

 

Pues eso, a seguirles la pista de aquí en adelante. Brillantes.

 

Texto: Ángel Del Olmo
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.