The Pains of Being Pure at Heart. Madrid, Sala Joy Eslava. 9-01-2012

Por , el 12 - 01 - 2012

Si se quiere jugar a ser un paladín de cierto sector, no sólo de la crítica especializada sino de un grupo más o menos amplio del campo de la escena independiente, el quinteto estadounidense The pains of being pure at heart debería pensárselo más en serio a la hora de garantizar una adhesión incondicional de sus seguidores y no ser tan rácanos a la hora de entregar sus enfurecidas canciones en vivo. Y si en una hora escasa de directo quieren demostrar que nos traen la distorsión de las guitarras de los ochenta y los estribillos deudores de los noventa, se tiene que hacer con más gancho y más brío; pero adolecen de todos sus registros y parecen querer conformarse con los suficientes recursos de que disponen. Esto es, la contagiosa y rápida absorción de sus mejores y más conocidos temas, con los que enseguida podrían ganarse la sensación de haberse encontrado uno en una noche más que disfrutable; pero no fue así. Planearon sobre esquemas sencillos y les quedo la cosa en eso, en algo efímero.

 
TPOBPAH
 

Reconozco que no soy un fanático ni de sus dos discos de estudio ni mucho menos de sus directos, que me parecen bastante tramposos. Su segundo álbum, “Belong” se me desinfla en cada escucha (sobre todo en su parte final) y lo mismo me ocurre cuando presentan en vivo sus canciones, que me resultan a medio hacer, como si no terminasen de cuajar sus melodías, a pesar de los arañazos de las guitarras y los golpes de efecto en la inmediatez de muchas de sus canciones. Tiran a la manzana pero dan en el tronco. Y sólo saltan astillas en momentos contados de su directo, que no alcanza la altura que se podría exigir a un grupo con un puñado de composiciones que dan para mucho más que esa sensación de dar guerra y quedarse agazapado en la trinchera.

 
TPOBPAH
 

El dream-pop de la voz aniñada de Kip Berman no me lo creo, ni tampoco el noise-pop de lo cristalino y pegadizo que puede llegar a ser un golpe de efecto como “Heart in your heartbreak”. Sueñan a ser grandes en su mundo twee-pop y entregar una fiesta, pero la fiesta es pequeña. Y deseando vestir de largo sus temas se quedan en pantalones cortos.

 
TPOBPAH
 

Pero claro, a las primeras de cambio, cuando suena la canción que abre su último álbum,“Belong”, (de lo mejor que han compuesto hasta la fecha), la gente empieza a menear la cabeza. Y el resto del repertorio, donde no consideran que cambiar las canciones sino pegar el álbum a sus seguidores es su clave de identidad, suena muy evidente; el no querer hacer trampas les delata y el no arriesgarse aún más. No les veo garbo ni gracia y, por esa razón, no me acaban de convencer, lo cual (insisto) no quiere decir que no tengan canciones para hacerlo mucho mejor. Ahí tienen “Come Saturday” para poder demostrarlo. Pero el conjunto suena muy obvio, casi trillado, y sin ganas de sortear ningún escollo. Contaban, además, con la ventaja de jugar con el escenario de la Joy Eslava, donde las voces se escuchan realmente bien. Pero, para su desgracia, aún les queda la mitad de camino, por lo menos, para llegar a ser The pastels.

 
TPOBPAH
 

Para algunos, con sólo dos álbumes de estudio tienen su tierra ganada. Para muchos otros, se han quedado en la Tierra Media, con muchas batallas por ganar y controlar su mundo, y eso que pasean sus canciones por nuestro país cada dos por tres. Pero en directo, a pesar de sus entrenamientos, se quedan muy, muy justos.


Texto: Ángel Del Olmo
Fotos: Almudena Eced
Tags: ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    4 comentarios

  • Cayden dice:

    This site is like a cloomrass, except I don’t hate it. lol

  • http://www./ dice:

    Wow, superb weblog format! How lengthy have you been blogging for? you make blogging look easy. The full glance of your website is wonderful, as smartly as the content!

  • Jirko, mÄ› se nemůže nic dotknout ( jestli mi nÄ›co vadí, tak oslovování “ÄŒestmíre”, radÅ¡i bych tÅ™eba “čb”). Neberu to tady nÄ›jak citovÄ›- vlastnÄ› věřící skoro nepotkávám, protože bydlím v místÄ›, kde je jich málo. Já mám víc kontaktů s esoteričkami- vÅ¡elijaké ty “vibrace” , Matrix, brethariáni, co se živí pránou…doma synek straÅ¡il s chemtrails, jeho kamarád mi nabízel náramek Power balance…to by jeden musel zbláznit, kdyby si to bral k srdci

  • http://www./ dice:

    The food at Rustic Inn is fabulous and the pies scrumptious!!! It is always a main stop whenever we go up north. Just had their Roast beef dinner and two pieces of pie. Yummy!!!!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.