The Spherical Minds – Transpheres (2011)

Por , el 21 - 02 - 2011

 

Curiosa la historia de esta banda. Después de un primer trabajo que pasó prácticamente inadvertido –De Ira- fue con su segundo álbum –Fern- con el que consiguieron una mayor trascendencia. Ello se debió en gran parte a una confusión en la red. Se divulgó en diversas redes P2P un avance de lo que parecía iba a ser el nuevo y esperado trabajo de Anathema, pero aquel fake incluía tan sólo un par de temas que los ingleses habían colgado en su web y el resto pertenecía a dicho trabajo de The Spherical Minds. Y aquel error –aposta o no- tuvo su repercusión, puesto que en Fern colaboraba Danny Cavanagh y verdaderamente el sonido de aquellos temas se asemejaba mucho al de Anathema. Mucho más teniendo en cuenta la evolución que la banda se planteó desde mediados de los 90, por lo que un pequeño salto más hacia delante no parecía excesivo ni extraño. Así que, gracias a esto, muchos conocieron a la banda francesa que ahora nos ocupa.

Después de varios años de silencio vuelven ahora con este Transpheres, en el que explotan mucho más su vena minimalista y la repetición de estructuras. De esta forma, habríamos de citar como influencia compositores como Steve Reich o Philip Glass, aunque todo eso se conjuga magníficamente con la experimentación y y los sonidos más progresivos de Pink Floyd y los ya mencionados Anathema. Los ecos a otros géneros como el post rock, el dub o el ambient también se hacen notar. En esa línea Fautless Coming Time da inicio después de unos primeros tres minutos de crescendo ambiental con esa mezcla de sonidos acústicos –piano, cello- y electrónica que tan hábilmente manejan estos franceses. A través de diversas estructuras e interludios más o menos pausados llega a unos dos últimos minutos preciosos, en los que las cuerdas toman el protagonismo en el lento desarrollo de la melodía. En Coda Music incluyen incluso ritmos casi latinos, lo que supone toda una novedad en su sonido y, a pesar del evidente riesgo y los momentos dub, el tema sale muy bien parado. Raising The City aparece como el tema más post rock, melancólico en su melodía y colmado de sonidos estridentes. Sin embargo, como con estos tipos nunca nada es lo que parece al principio, el desarrollo posterior nos lleva a un solitario piano, al que se irán acompañando diversos instrumentos, para terminar con un auténtico deleite de bucles de sonidos y chasquidos que se suceden casi como un rumor: lentos y tranquilos, pero incesantes. Kokkola Transition es el único corte que incluye voz, en esta ocasión femenina e inquietantemente etérea que se acomoda impasible a un molesto ¾. La única eso sí, si exceptuamos los extraños murmullos de Live (Vest) Under Your Seat que da término a este álbum de forma magistral.

Con la libertad y el atrevimiento que permite el alejamiento de cualquier circuito comercial en el mundo de la música, The Spherical Minds despliegan una vez más toda su audacia y determinación a la hora de elaborar un trabajo completo, madurado y reflexivo. Sin desviarse de la senda marcada anteriormente han conseguido un avance significativo en sus composiciones, centrándose en la formación de atmósferas bien aderezadas de bellísimas melodías. Y quizá lo más importante, han sabido usar en su justa medida la inclusión de sonidos electrónicos, otorgando siempre la primacía a la acústica. Un ejemplo de buen gusto, muy alejado de modas estrafalarias y tendencias demasiado guiadas.

The Spherical Minds – Transpheres en Last.fm

The Spherical Minds – Fern en Spotify

El álbum se puede descargar en la web del sello Tripostal.


The Spherical Minds
[Crea tu propio canal de videos en Internet con MixTape – Musicopolis!]

 
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    2 comentarios

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.