Tom Waits – Bad As Me (2011)

Por , el 21 - 10 - 2011

 

¡Todos a bordo! Por fin y después de varios meses de rumores, noticias y adelantos ya tenemos entre manos el nuevo trabajo del gran señor Waits. De Real Gone, que fue el último trabajo con temas nuevos, queda poco más que el sonido de la guitarra de Marc Ribot en momentos contados. Bas As Me es más directo que sus últimos discos, más conciso y aglutinador. Tiene mucho más de Mule Variations que de cualquier otro trabajo, aunque algo hay de todos ellos. Y es lógico, después de una trayectoria tan dilatada como la suya.

Encontramos un comienzo muy rítmico con Chicago. Percusiones sucias en la línea de sus últimos trabajos, la guitarra de Marc Ribot a todo trapo y una letra que pone voz a lo que seguro fueron los pensamientos de muchos de los que emigraron a aquella ciudad en los años 40 y 50. Un pequeño homenaje a aquellos que tuvieron que cambiar sus orígenes rurales por la rudeza de la ciudad. En Raised Right Men participa Flea al bajo, pero es el sonido del órgano Vox el que otorga una gran personalidad al tema. Con Talking at the Same Time llega el primer momento para la calma, los pianos sombríos, las guitarras arenosas y uno de sus temas clásicos: la reflexión en primera persona en torno a las dificultades y desdichas del día a día. Get Lost es una genuino rock de los años 50, con una letra casi juvenil y desenfadada , aunque con el peculiar sello de Waits claro. Face to the Highway tiene algo de Hold On, quizá en ese tono amargo pero esperanzador.

En Pay me nos cuenta una emotiva historia con un final optimista aunque con un poso agridulce, bien arropada por el piano, un vibráfono y la calidez de un suave acordeón.Back in the Crowd es una de las letras de desamor más bellas que ha escrito Waits en mucho tiempo. Una preciosidad que nos devuelve –al menos en parte- a sus discos de los primeros setenta en los que la ternura y el desencanto iban de la mano. Bad As Me fue el primer y acertado adelanto de este trabajo, porque tiene todas las características del Tom Waits de los 90: irreverencia, desparpajo y actitud. Aquí, Waits nos increpa y responde a una sociedad indolente y aferrada a una doble moral: “You’re the head on the spear / You’re the nail on the cross/You’re the fly in my beer / You’re the key that got lost / You’re the letter from Jesus on the bathroom wall / You’re mother superior in only a bra / You’re the same kind of bad as me“.

Kiss me nos lleva de un soplo a aquel club nocturno ficticio de Nighthawks at the Diner. Tan sólo un bajo tenue y el piano y la voz de Waits que consigue poner palabras a una preciosa y arrebatadora declaración de amor. En Satisfied vuelve a contar con la colaboración de su amigo Keith Richards en lo que parece un guiño al clásico de los Rolling Stones: “I said I will have satisfaction / I will be satisfied/Before I’m gone (…) Now Mr. Jagger and Mr. Richards / I will scratch where I’ve been itching“. Pero Richards no es la única personalidad que aparece en el disco, porque también repiten Les Claypool, el legendario Charlie Musselwhite, su hijo Casey a la batería o Clint Maedgen y Ben Jaffe, de la Preservation Jazz Hall Orchestra, que ponen el toque orleano y el swing preciso y justo.

Last Leaf es casi una nana en la que Keith Richards le acompaña de nuevo, aunque esta vez también aportando con su voz un conmovedor contraste. Una melancólica y delicada composición en la que el paso del tiempo y la soledad son los temas protagonistas. Hell Broke Luce tiene uno de esos ritmos pantanosos con unas guitarras más distorsionadas de lo habitual que sirven de perfecto entorno para una letra que trata de la vida que muchos soldados encuentran a la vuelta de la guerra. Un tema que ya ha tocado en otras ocasiones, como en Day After Tomorrow. New Year’s Eve pone el punto y final arropada por el acordeón y una letra elaborada a partir de una canción tradicional escocesa basada en un poema de Robert Burns. Aunque se suele utilizar en ceremonias y cualquier tipo de evento solemne, tiene especial relación con el año nuevo. De ahí el título que elige Waits. Un magnífico final para brindar “por los viejos tiempos”.

Tom Waits siempre ha inoculado un fuerte componente escénico en sus composiciones –y más aún en sus actuaciones- pero en este álbum su voz adquiere quizá un tono mucho más teatral que en ocasiones anteriores. Waits hace años que no canta, actúa. Y lo hace con un porte elegante, vibrante, una mirada socarrona y sarcástica y una capacidad magistral para narrar historias desgarradoras y apasionadas que no decae por más años que pasen. Después de un tiempo en lo que la experimentación y los discos un poco más densos han sido la tónica habitual, Bad As Me recupera el componente más espontáneo e inmediato del californiano. Y se agradece, porque este es un disco para disfrutar, bailar, emocionarse y cantar a pleno pulmón con las ventanillas del coche bajadas.

 

NR: La edición especial lleva además tres temas extra: She Stole The Blush, Tell Me y After You Die; y en noviembre se pondrá a la venta un single en edición limitada a 78 rpm con dos canciones -Tootie Ma Was A Big Fine Thing / Corrine Died On The Battlefield- junto a la Preservation Hall Jazz Band.


Un repaso a la discografía de Tom Waits aquí.

El álbum se puede escuchar en streaming en la web Badasme (hasta el 21/10/2011) solicitando un código de acceso.

Tom Waits – Bad As Me by antirecords


Tom Waits – Bad As Me
[Crea tu propio canal de videos en Internet con MixTape – Musicopolis!]

 
Tags:
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    3 comentarios

  • merchep dice:

    ¡Que bueno es el jodío! “Bad as me” tiene todo lo que puedes esperar de Tom Waits… a estas alturas. Yo no busco una cabriola, o un giro copernicano a su carrera por el descubrimiento de no sé qué nuevo ritmo, o estilo musical, o lo que sea. Él hace lo suyo y sabe hacerlo muy bien: con su toque vodevil y romantico y arrabalero y jazzístico y su punto rockero y chulo. Él es su personaje y lo alimenta. Y yo lo agradezco, me abrigo y me rindo a pasar otro invierno en compañía de este tipo singular.

  • David Marín dice:

    Impresionante trabajo. De acuerdo con merchep, no esperábamos cabriolas, pero el amigo Tom es un excelente actor, escritor, músio e intérprete (una especie de folklórica USA). Si queréis disfrutar a fondo sus discos, no dejéis de atender a los textos y cómo los interpreta (www.tomwaits.com mediante, google traductor si es necesario). Entonces sí podemos decir que Bad as Me es una evolución: Tom Waits nunca había desplegado tal cantidad de registros en la misma grabación. Un disco para celebrar.

  • jmvilches dice:

    ¡Muchas gracias por vuestros comentarios! Sobre la cuestión de las letras que comenta David la verdad es que un traductor online puede ser de ayuda, pero poco más. Las letras de Tom Waits suelen ser complejas, llenas de alusiones que no siempre conocemos y plagadas de términos poco habituales. Vamos, que son un magnífico ejercicio para quienes quieran mejorar su nivel de inglés XD. Por mi parte, he intentado comentar algo sobre las letras de este disco, porque está claro que las historias que nos cuenta son tan importantes como su música y no se pueden pasar por alto en una reseña. En este enlace están todas las letras del nuevo disco http://www.tomwaits.com/albums/#/albums/album/34/Bad_As_Me/. Así que, me uno a Merche, a abrigarse y a pasar el invierno bien arropado por este disco :-)

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.