Tomavistas Festival

Tugurios del Rock V: CBGB, Nueva York

Por , el 16 - 01 - 2011

En la cuarta entrega de la serie de artículos monográficos sobre esos tugurios donde se ha gestado la historia del rock and roll repasamos la historia del Max’s Kansas City de Nueva York. En la quinta, no nos vamos a marchar de la década de los años 70 ni de la Gran Manzana.

El CBGB abrió sus puertas en diciembre de 1973 bajo la propiedad de Hilly Kristal. Estuvo ubicado en el 315 de Bowery, entre la 1º y 2º del Lower East Side de Manhattan, hasta el 15 de octubre de 2006, cuando tuvo que cerrar sus puertas debido a una deuda de 75.000 dólares y al encarecimiento de la zona, que se revalorizó en una importante operación especulativa que se llevó a cabo durante el gobierno de Rudolph Giuliani.

Country, BlueGrass and Blues
El CBGB es uno de los locales emblemáticos de la historia del rock ya que en sus dependencias se desarrolló buena parte del germen de la explosión punk y new wave que se vivió a nivel mundial a finales de la década de los años 70 y primeros 80. Sin embargo, su propietario, Hilly Kristal, tenía unos planes muy diferentes al punk.

Sus sílabas corresponden a Country, BlueGrass and Blues, que inicialmente eran los estilos musicales que iban a predominar en la programación del club. Pero Kristal también añadió otras iniciales: OMFUG [Other Music for Uplifting Gormandizers/Otra música para consumidores voraces].

Precisamente esta ‘otra música’ iba a ser la que iba a convertir al CBGB en un icono mundial y en la sede oficial del nacimiento del punk. De hecho, a este estilo ruidoso, rápido, contestatario y juvenil se le conoce por punk por un fanzine que surgió en Nueva York durante el nacimiento de esta escena y cuyos carteles promocionales empapelaron las calles del Lower East Side.

Las primeras bandas en actuar en aquel diciembre de 1973 fueron The Con Fullum Band y Elly Greenberg, un artista folk. Días después, Tom Verlaine, Richard Hell y Richard Lloyd, tres de los cuatro miembros de Television, fueron al local para intentar conseguir una actuación. Después sería su mánager, Terry Ork, el que habló con Kristal para persudirle.

Kristal aceptó y ofreció a Television una residencia de tres actuaciones programadas en domingo, día que tradicionalmente cerraban las puertas del CBGB por descanso. La entrada a sus conciertos costaba un dólar y, según el dueño, su primera actuación “no fue impresionante. Sólo había unos cuantos clientes y algunos amigos de la banda, que pagaban la entrada, pero no tenían dinero para beber”.

El debut de Ramones
Kristal no acabo nada satisfecho con la primera actuación de Television. “Pensé que el grupo era terriblemente malo, no entendía su música. Y dije que nunca más volverían actuar en mi club”. Pero Ork, como buen mánager, volvió a convencer al propietario del CBGB para otra actuación de Television y en esta ocasión, el cuarteto iba a estar acompañado de una nueva banda procedente de Forest Hills, Queens, llamada Ramones.

Terry [Ork] me dijo que Ramones iban a tener una gran actuación y que ambas bandas darían un gran espectáculo. Pensé que no teníamos nada que perder. Pero Ramones estaban aún peor que Television. Arrancaban las canciones y se paraban a la mitad, discutían entre ellos, … Eran un desastre”, recordaba en el pasado Kristal. El primer concierto de los Ramones en el CBGB fue un 16 de agosto de 1974.

La siguiente banda de la nueva oleada en pasar por el escenario del CBGB fueron The Stilettos. Un grupo de sonido alegre y divertido, que contaba con tres féminas en la formación, en en la que destacaba la presencia de Elda Gentile, Debbie Harry y Chris Stein. Su duración fue efímera, pero tras una reestructuración, reaparecieron bajo el nombre de Blondie y con Debbie Harry como estrella principal. El resto es historia conocida.

La ciudad que perece y el advenimiento del punk
Era 1974 y prácticamente nada sucedía en la escena rock de Nueva York. Incluso algunos de los establecimientos que programaban rock, como el Max’s Kansas, The Electric Circus o The Filmore East estaban cerrando.

Las bandas de rock and roll auténtico no podían tocar en ningún club salvo que tuviesen un contrato discográfico. Había muchas bandas que no podían tocar y su única aspiración era ensayar en el local. Entonces decidí que les iba a dejar tocar, pero la condición era que tocasen su propia música”.

El primer año fue “un ejercicio de persistencia y paciencia. Mi intención seguía siendo la de programar a bandas que tocasen música original. Para mí lo primero era la originalidad, después estaba la técnica”.

La escena rockera neoyorquina languidecía en busca de una muerte segura y la música disco llenaba los clubs de una ciudad que había perdido la magia que tuvo durante los años 60.

El dominio de la música disco y de la virtuosidad en el rock propició la aparición de una nueva hornada de bandas que pretendían regresar a lo básico, a la energía del rock and roll. Y el CBGB abrió sus puertas a esta generación, que cobraban parte de la taquilla mientras que Kristal se quedaba con lo que ganaba en la barra.

Los dos primeros años fueron duros, pero el CBGB comenzó a dar beneficios a partir de 1976. Sin embargo, la presencia de Patti Smith en las tablas de este club nocturno y de otros poetas le dotó de un aura cultural o, mejor dicho, contracultural, lo que llamó la atención de ciertas celebridades, como Andy Warhol.

De esta forma, muchos nuevos grupos querían tocar en el CBGB y Kristal dedicaba la noche de los lunes a realizar audiciones en directo o bien a escuchar las precarias maquetas que le traían. De esta forma conoció a Talking Heads, Blondie, The Shirts, Mink DeVille, The Planets, Johnny Thunders & The Heartbreakers, Dictators, Suicide, Richard Hell ya en solitario … E incluso grupos de Boston y Filadelfia intentaban conseguir un show en las dependencias del club.

A partir de 1976, el rock and roll callejero que practicaban los grupos de Nueva York fue conocido como punk, gracias al fanzine de ese mismo nombre que empezó a editarse en enero de este año. El CBGB fue el hogar del punk y atrajo la atención de grupos de todo el país que querían tocar allí. Por ejemplo, hasta la Gran Manzana se trasladaron Alex Chilton desde Memphis o el germen de The Cars desde Boston y años después, desde Ohio, llegarían unos macarras de mucho cuidado que fueron conocidos para la posteridad como The Dead Boys.

Ante tanta acción musical, el club también se llenó de personajes de la industria del disco, como Seymour Stein, de Sire Records, que acabó fichando a Ramones, cuyo mánager era Danny Fields, que en el pasado también lo fue de The Stooges.

Patti Smith y Ramones fueron los primeros artistas en conseguir un contrato musical en 1976 con Arista y Sire respectivamente. Television autoeditaron su primer single ya sin Richard Hell, que también vio editado su famoso “Blank Generation”; The Cars firmaron con Elektra; B52′s con Warner; .. Sin embargo había otras, como Talking Heads o Blondie, que todavía no tenían compañía por lo que Kristal se centró en ellas, lo que favoreció el despegue de su carrera.

El punk da paso al hardcore
El East Village y el Lower East Side de la ciudad de New York a finales de los 70 y principios de los 80 distaba bastante de ser una zona comercial llena de boutiques y restaurantes franceses como lo es al día de hoy. Desde luego que era una zona habitada por jóvenes marginales, donde las drogas (cocaína, crack y, muy especialmente, la heroína) corrían libres por las avenidas A ,B, C y D, de esto proviene el nombre de Alphabetical City bajo el cuál se conoce a este vecindario. Calle A, calle B, calle C y calle D obedecen a: A: You’re Asking for It; B- You Best Watch You’re Back; C: You’re Crazy y D: You’re Dead. Bastante elocuente, ¿verdad?

A finales de los 70 y a comienzos de los 80, el punk sufrió una mutación, ganó en velocidad y aparecieron otro tipo de grupos a cuyo sonido se le denominó hardcore. Ante el declive el punk, Kristal abrió el CBGB a la siguiente generación de grupos de NYC. El regente del night club tomó esta decisión en 1982, justo cuando cerraban las puertas de la segunda versión del Max’s Kansas City, que ya llevaba un par de años programando hardcore.

El CBGB daría cabida a las bandas de hardcore en la tarde de los sábados, pero posteriromente pasó a programarlas los domingos por la mañana, creando las populares Sunday Hardcore Matinee. Como hemos visto, la zona donde se situaba este garito era muy complicada, llena de alcohólicos, prostitutas, drogadictos,… pero en los días de concierto el paisaje cambiaba, llenándose de multitud de puestos de venta de cintas, singles, tatuadores, ….

El CBGB ofrecía la posibilidad de por sólo 6 dólares ver a grupos de la talla de: Minor Threat, Youth Brigade, Flipper, Government Issue,…. Gracias a las ‘matinees’ también surgió toda una primera hornada de bandas del New York HardCore: Agnostic Front, The Mob, Reagan Youth,Murphys Law,The Beastie Boys, Cause For Alarm, Urban Waste, Armed Citizens, NY Hoods, Cro-Mags, Supertouch, Youth Defence League, Warzone, Major Conflict, The Psychos,…. Todo esto salió entre 1982 y 1985.

Club de rock
Desde mediados de los años 80, tras el declive de la primera oleado del NYHC, el CBGB siguió siendo un pequeño club de rock, con capacidad para una audiencia de 300 personas, que siguió abierto hasta 2006. El local de la calle Bowery estaba alquilado a una asociación que daba un techo a los homeless de Nueva York. Este colectivo tenía el alquiler hasta 2037 y subarrendaban el local a Kristal, histórico propietario del CBGB que falleció en 2007. La revalorización de la zona llevó a esta asociación a pedir a Kristal 19.000 dólares mensuales, el triple de lo que venía pagando, lo que unido a la deuda del promotor facilitaron su cierre.


Texto: Carlos A.S.

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    5 comentarios

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.