Tugurios del Rock VIII: The Crawdaddy Club, Londres

Por , el 13 - 03 - 2011

El Reino Unido, en general, y Londres, en particular, son dos territorios propicios para nuestra saga de artículos de Tugurios del Rock. Y muy especialmente, la capital británica fue terreno abonado para los clubes y la historia del rock en la década de los años 60, en los famosos años del Swinging London.

Ya hemos visto como en el centro de la gran urbe londinense, en calles como Oxford Street o barrios como el Soho, florecieron algunos establecimientos, como el 100 Club, The Marquee o The Flamingo, que fueron decisivos en la difusión en Gran Bretaña de los sonidos procedentes de Estados Unidos, tales que el jazz o el blues.

Pero no sólo el centro de Londres albergó clubes musicales que han pasado a la historia del rock. En uno de los barrios del extrarradio de la urbe ubicado en West London operó durante años The Crawdaddy.

Gomelsky, el impulsor
Giorgio Gomelsky -un buen nombre para protagonizar un thriller de espionaje en el Londres de los años 60- fue la figura clave del nacimiento del Crawdaddy. Gomelsky, nacido en 1938 en Georgia -URSS- se desplazó con su familia por diversos países durante su infancia hasta establecerse en Suiza en 1943.

Sin embargo, fue en Italia donde se enamoró del jazz gracias al descubrimiento de un gramofón y de unos vinilos en la buhardilla de la casa de unos amigos. Esta nueva pasión pudo cultivarla gracias a la información que leía en las páginas de la publicación Melody Maker, lo que le convirtió en un gran conocedor de la escena jazz del Reino Unido.

Su pasión por el jazz le llevó a pensar en que debería filmar lo que estaba sucediendo en la escena inglesa y para ello, se trasladó a Londres. Allí entró en contacto con la National Jazz Federation y, sobre todo, con Harold Pendleton, figura que ya vimos al repasar la historia de The Marquee.

Gomelsky participó en la organización del I National Jazz Festival en 1959 y para la segunda obtuvo los derechos para filmar lo que allí aconteciese. Gracias a su entusiasmo e implicación, Gomelsky fue trabando amistad con Pendleton, que en esos años era el mánager de Chris Barber así como el propietario de The Marquee.

Durante los primeros años de la década de los 60, Gomelsky fue testigo de excepción del incremento del interés por el blues y el inicio de la decadencia del jazz en el Reino Unido. El georgiano vio como comenzaban a surgir nuevas bandas, como Alexis Korner’s Blues Incorporated, y artistas, como Cyril Davies, que se interesaban por el blues americano y persuadió a Pendleton para que programase blues en el Marquee en las noches de los miércoles.

Las audiencias de todas estas actuaciones todavía eran modestas, a penas un puñado de jóvenes entusiastas por los sonidos estadounidenses, pero Gomelsky se fue implicando en esta nueva escena y se convirtió en promotor de conciertos de blues. Intentó persuadir a Pendleton, pero éste todavía no estaba muy convencido de reorientar la línea de The Marquee.

Gomelsky quería que The Marquee dedicase más noches al blues y ante la negativa de Pendleton, comenzó a organizar a las nuevas bandas para que colaborasen conjuntamente para obtener conciertos y hacer otro tipo de actividades. Es decir, creo una organización similar a National Jazz Federation pero orientada al blues y al r&b británico.

Primero persuadió a los propietarios de un club de sonidos jamaiquinos en Portobello y, posteriormente, encontró Cy Laurie Picadilly Club en Ham Yard. En esta residencia comenzó a programar bandas de blues en la noche de los sábados y en 1962 organizó el primer British Blues Festival con las actuaciones de Alexis Korner’s Blues Incorporated, Blues by Six y The Rolling Stones. El precio de la entrada fue de 5 libras.

Nace The Crawdaddy Club
La audiencia que acudió a este festival no fue excesiva, pero no desanimó a Gomelsky que pensaba que para lograr un gran número de asistentes era necesario implicar a los jóvenes músicos británicos. Para ello volvió pedir ayudar a Pendleton que rechazó su propuesta, lo que le llevó a fundar la Richmond Blues Association y comenzó a programar blues las noches de los domingos en el Station Hotel en Richmond, un barrio periférico de West London.

Éste iba a ser el primer emplazamiento de The Crawdaddy Club, que estaba ubicado frente a una estación de tren de ahí el nombre: Station Hotel. La primera banda en conseguir la residencia fue Dave Hunt R&B Band, donde durante un pequeño espacio de tiempo tocó Ray Davies, posteriormente fundador de The Kinks. Sin embargo, mucho más interesante tanto para el nacimiento del nombre del club como para la historia del rock fue el grupo que tomó su relevo: The Rolling Stones.

En febrero de 1963, los Stones ofrecieron su primera actuación en el Crawdaddy. Comenzaron su residencia de conciertos, cuya entrada costaba una libra esterlina, con un concierto para tres personas. Muy probablemente, la baja audiencia se debió a que en el cartel promocional, Gomelsky se equivocó y escribió “Rhythm and Bulls” en lugar de rhythm and blues.

El grupo únicamente tenía un set montado para 45 minutos y Gomelsky les convenció para que finalizaran con una versión de Bo Diddley: “Crawdad”. El grupo improvisió una jam y alargó la canción unos 20 minutos para poder completar una hora de show. Otra derivación léxica, esta vez del “Do the Crawdad”, finalizó en el nombre del club: The Crawdaddy.

A pesar de que Rolling Stones no comenzaron con buen pie su residencia en el Crawdaddy, el hecho de que sus primeras actuaciones se diesen en este recinto ha hecho que su importancia se equipare a The Cavern, en Liverpool, donde actuaban periódicamente The Beatles.

Un domingo, 14 de abril de 1963, The Beatles se iban a presentar en The Crawdaddy, después de grabar una aparición televisiva; para ver actuar en directo a The Rolling Stones. Tras el show, los de Liverpool conocieron a Jagger, Richards y Jones y estuvieron con ellos de juerga hasta las 4 de la mañana.

Semanas después a su debut en el Crawdaddy, los Stones ya tenían programadas dos noches semanales en este club y en abril de 1963 dieron el salto a otro tugurio cercano, a dos millas de distancia, en Twickenham. Eel Pie Island Twickenham era el nuevo club de moda en el circuito r&b de Richmond.

Gomelsky se había encargado de promocionar a Rolling Stones entre los medios de la zona, especialmente The Richmond and Twickenham Times, pero fueron Andrew Loog Oldham y Eric Easton los que firmaron un contrato de management con la banda, precisamente antes de una actuación en el Crawdaddy, un 6 de junio de 1963.

Durante su residencia en el Eel Pie Island Twickenham, los Stones consiguieron su primer éxito: “Come On”, lo que les impidió regresar al primer Crawdaddy ya que era muy pequeño para la audiencia que les seguía. De tres espectadores a centenares en sólo unos meses, vivir para ver.

The Yardbirds
El crecimiento y explosión de Rolling Stones le dieron dos lecciones a Gomelsky. La primera de ellas es que si quería seguir programando conciertos de bandas de r&b en el Crawdaddy, iba a necesitar un espacio mayor ya que la escena estaba en plena expansión.

Por ello, en agosto de 1963, el Crawdaddy cambia de emplazamiento al Richmond Athletic Association, que no era otra cosa que un local en el hipódromo de la zona. Sin embargo, era un local con mayor capacidad que el Station Hotel. Un lugar que incluso llegó a acoger las actuaciones del National Jazz Festival que organizaba la organización de Pendleton.

La segunda lección que aprendió Gomelsky es que si se iba a implicar en la carrera de un grupo, debía asegurarse que se iba a convertir en su mánager y que no le pasase como con los Stones. Esto supo hacerlo con la siguiente banda en hacerse con la residencia del Crawdaddy tras la marcha de sus Satánicas Majestades tras agosto de 1963.

En septiembre de ese mismo año, un joven grupo orientado al r&b llamado The Yardbirds iba a conseguir la residencia del Crawdaddy. Era una banda en cuyo repertorio figuraban un buen puñado de versiones de bluesman estadounidenses: Howlin’ Wolf, Muddy Waters o Bo Diddley, incluyendo canciones como “Boom Boom” o “Rumblin’ and Tumblin’”.

Eric Clapton iba a entrar en la formación en octubre de 1963 y en ese mismo momento, Gomelsky se convierte en el mánager de The Yardbirds. Antes de finalizar el año, el grupo se convirtió en la banda acompañante de varias actuaciones del bluesman de Chicago Sonny Boy Williamson.

De esta relación surgió el disco en directo Sonny Boy Williamson and The Yardbirds que fue grabado en el Crawdaddy Club un 8 de diciembre de 1963. Williamson había estado en el Reino Unido durante septiembre y octubre, causando una grata impresión en los jóvenes músicos británicos y estableciendo relaciones que le harían volver a la isla antes de finaliar el año. Volvió para tocar con Yardbirds y durante los siguientes años realizó varios tours por Europa y, sobre todo, Gran Bretaña, donde también actuó junto a The Animals.

En 1964, The Yardbirds se convirtieron en un valor al alza y el Crawdaddy se les quedó pequeño, lo que hizo que Gomelsky les llevase al Marquee, cuyo nuevo local inauguraron y semanas después, empezaron una residencia en el establecimiento de Pendleton.

En los dos años siguientes ofrecieron más de 40 conciertos en Wardour Street, sin embargo, fue el primero el que iba a quedar inmortalizado. Gomelsky había conseguido que The Yardbirds firmasen un acuerdo discográfico con Columbia Records. Su actuación en el nuevo Marquee fue grabada, producida por el propio Gomelsky y comercializada desde diciembre de 1964.

La marcha de The Yardbirds del Crawdaddy no supuso el fin de este tugurio del rock que siguió funcionando durante los años siguientes, dando oportunidades a las nuevas bandas británicas, entre ellas Long John Baldry, Elton John, Rod Stewart o Led Zeppelin.

Desde 1999, en el lugar donde se emplazó el primer Crawdaddy Club opera un pub llamado Bull & Bush, en cuya fachada hay una placa homenaje a este auténtico tugurio del rock.


Texto: Carlos A.S.


Tugurios del Rock VIII: The Crawdaddy Club, Londres
[Crea tu propio canal de videos en Internet con MixTape – Musicopolis!]

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 comentario

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.