Vampire Weekend / La Riviera / 12-11-2010

Por , el 14 - 11 - 2010

 

La gente quiere a Vampire Weekend: fue lo más evidente de su última visita a la capital. Tan solo ocho meses han tardado en regresar a Madrid para seguir presentando las canciones de su (ya trillado) Contra. Con el aforo completo, los chicos más nerd-cool del indie internacional tenían todas las de ganar desde un principio. Podrían haberse dedicado a cantar la discografía completa de Billy Ray Cyrus, que el público no hubiese dejado de cantar, aplaudir y botar con cualquier tema. Por ello, la hora y veinte se convirtió en una fiesta continua donde las virtudes (y vicios) de la banda quedaban difuminadas ante un contexto algo pasado de rosca.

 

Como siempre, aparecieron en el escenario impolutos, con esa estampa de novio que toda madre quisiera para su hija, especialmente el guapito de Ezra (¿dónde puedo conseguir esa camisa?). La puesta en escena, comparada con el concierto de Febrero, resultó mucho más sobria, sin la portada de Contra de fondo (posiblemente por temas legales) y sin las lámparas de araña referencia a la vida universitaria high class de su primer álbum. Abrieron fuego con uno de sus highlights, “Holiday”, tan naïf como adorable. “M79″, “Oxford comma” o “Mansard roof” nos recordaron porque su primer álbum fue considerado uno de los mejores de la década pasada.

 

 

Un momento intimista como el de “Contra“ se agradeció entre tanta batería desbocada; mientras que “Run“ se convirtió en uno de los temas más aplaudidos de la noche. Poco a poco fueron interpretando casi todas las canciones de sus dos únicos trabajos, con muy pocas ausencias (aunque eché de menos “The kids don‘t stand a chance“), por lo que no nos podíamos quejar en tema de cantidad y calidad. Como broche final tocaron “Walcott”, en una versión donde las guitarras cobraron más protagonismo.

 

La banda ofreció un concierto muy competente, pero sin ninguna sorpresa. Se les veía algo acomodados en su estatus de estrellas del indie, correctos pero sin atisbo de transgresión formal o de contenido. Todo fue como se esperaba que fuera. Parte de espontaneidad y frescura se han perdido por el camino. Puede ser que los chicos se encuentren hastiados de una gira que parece que no termina nunca; y es que no todo el mundo puede asumir un desgaste al que se someten muchas bandas. No hay duda de que el concierto fue divertido como el que más, aunque quizás un tanto intrascendental. A ver la próxima vez.

 

dyorch
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.