Warrant: Rockaholic

Por , el 28 - 07 - 2011



Warrant fue una de las formaciones más exitosas dentro de la movida hair/glam metal surgida en Los Angeles en la década de los ochenta. Testigos de su celebridad son sus dos primeros álbumes Dirty Rotten Filthy Stinking Rich (1989) y Cherry Pie (1990). Como tantas otras, su “estrella” fue declinando a la par que el grunge, (maldito grunge), iba ganando adeptos y mercado.

Tras continuar su carrera de forma errática, con diversos cambios en su formación y la salida definitiva de su vocalista Jani Lane, el resto de componentes originales: Joey Allen (guitarra solista), Erik Turner (guitarra rítmica), Jerry Dixon (bajo) y Steven Sweet (batería), publicaron en 2006 su primer disco juntos después de muchos años, Born Again, para el que contaron con Jamie St. James (Black n’Blue) a las vocales.

Cinco años después, Warrant insisten en su fórmula habitual, presentando composiciones desenfadadas y vitalistas, además de la inevitable cuota de baladas en este nuevo disco titulado Rockaholic, donde queda demostrada la capacidad y recursos de Joey y Erik para crear solos, fraseos y ritmos de guitarra atractivos y versátiles.

En esta ocasión parecen haber encontrado en Robert Manson (Lynch Mob, Cry Of Love) al vocalista ideal quien, con su registro rasgado, imprime más energía a las canciones dejando de lado los tonos tibios para encauzar las canciones en una dirección muy hardrockera y minimizando las tendencias pop más marcadas en otras grabaciones.

De todas maneras, Warrant no se olvidan de su vertiente melódica y sentimental. Podríamos decir que el disco cuenta con dos “universos paralelos”, uno donde triunfa la dinámica vivaz y energética y otro en el que prevalecen los contornos suaves propios de los cortes lentos y medios tiempos.

El disco comienza con dos temas vibrantes y transmisores de frescura como, “Sex Ain’t Love” e “Innocence Gone”, donde ya quedan expuestas las mencionadas virtudes, tanto de los guitarristas como del cantante, es decir, riffs “marchosos”, fraseos desequilibrantes y voces potentes con su punto desgarrado; siempre acompañados por un sección rítmica que añade versatilidad a unas composiciones que huyen de los vértices monótonos, como queda patente en “Sanke”, “Dusty’s Revenge”, “Show Must Go On”, la trepidante “Cocaine Freight Train” y la no menos dinámica “The Last Straw” con la que despiden el disco.

Para los más románticos, “Home”, “Found Forever” y “Tears In The City”, forman una trilogía que calará profundamente, sin olvidar las más movidas, “Life’s A Song”, “Shunsine” y “What Love Can Do”, esta última con una sugestiva y marcada presencia del bajo en determinadas partes.

Una excelente producción a cargo de todo un experto en la materia como el reconocido Keith Olsen secundado en las mezclas por otro “lince” de la tecnología como Pat Regan, terminan de perfilar una grabación dotada de carisma, potencia y sensibilidad, ingredientes que, combinados con ingenio, han hecho posible que Warrant haya logrado uno de los mejores trabajos de su trayectoria.

CALIFICACION: 8,25/10

GRUPO: Warrant
TITULO: Rockaholic
DISCOGRAFICA: Frontiers Records
AÑO: 2011
PAIS: Estados Unidos

 

CRITICA REALIZADA POR LOCKY PEREZ
 
 

Tags: , ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.