ZZ Top – La Riviera (Madrid) – 14/07/2011

Por , el 17 - 07 - 2011

¡Aleluya! Hermanos de la congregación madrileña… ZZ Top, los barbudos iluminados del blues-rock tejano llegaban a la capital del estado con una caravana de sleepers, autocares y demás parafernalia para llevarse las almas de los asistentes. Nadie había rezado por sus pecados cuando pasadas las nueve de la noche sonaba la campana en La Riviera. Como si de un combate de boxeo se tratara fueron vistiendo las luces al escenario cuando aparecían entre el humo y sobre las tablas Billy Gibbons (guitarra), Dusty Hill (bajo) y Frank Beard (batería) ataviados con el uniforme oficial del esperpento: americana floreada y lentejuelas en sus tallos, un estilo parecido a los trajes que acostumbraba a llevar el bueno de Gram Parsons.

Era esperada la vuelta de ZZ Top a los escenarios españoles, pues su última visita corresponde a la edición del BBK Live del 2008 celebrado en el Kobetamendi. Quizá un festival no es lo más apropiado para ver y escuchar como es debido a estos tres míticos del rock sureño (también), pero lo acontecido en la pasada noche en Madrid dejó bastante que desear en cuanto a potencia, tiempo y volumen se refiere.

Arrancaba ‘Got me under pleasure’ con el beneplácito del público que no llenaba completamente la sala madrileña. Casi lleno, pero no un lleno completo, por lo menos aparentemente. Continuaba la velada ‘Waiting for the bus’, perteneciente a “Tres hombres”, el exitoso segundo trabajo de los norteamericanos editado en 1972. A tenor de los interminables riffs y punteos de Gibbons, el show llegaba a hacerse monótono y algo predecible. No obstante eran ZZ Top y los largos solos de guitarra son marca de la casa, así como del blues, don’t touch it!!

Entre rockers, moteros, femme fatales, amantes de la música varios y algún que otro despistado, el fervor del respetable se disparaba en los momentos cumbre de la noche. Evidentemente, estos altos picos llegaron –de manera intermitente y no consecutivos- con ‘I’m bad, I’m nationwide’, ‘Cheap sunglasses’ o ‘Sharp dressed man’. Claro que, ‘Gimme all your lovin´’ y ‘La Grange’ (fusionada con ‘Tush’) se llevaron la palma, pero eso no sucedería hasta que el concierto anunciara su final. Antes se degustaron clásicos bluseros (‘Brown sugar’), de corte clásico (‘Party on the patio’) e incluso las versiones de ‘Hey Joe’ (canción popular americana de Billy Roberts que popularizarían Jimi Hendrix o Willy DeVille, entre otros) o ‘Future blues’ (Willie Brown).

Legs’, antes del bis, sirvió como punto de inflexión en el vuelo de un recital que no despegaría hasta llevar casi la mitad de su tiempo transcurrido.

Sin duda alguna rompieron la monotonía, y aunque el set-list era muy similar al ofrecido en Barcelona el día anterior (tuvieron el detalle de meter Madrid entre las ciudades que se nombran en ‘Jesus just left Chicago’), estos áridos ‘roadrunners’ dejaron un espectáculo que pudo haber sonado más y mejor. Al final, un total de hora y cuarto (casi y media) que dejó con un sabor a poco… pero muy bien digerido.

They got to whip it up and hit me like a ton of lead!!!


Texto: Charly Hernández
Tags:
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.