Tuya: “Todos los músicos tenemos algo de obsesivos”