Reigning Sound – Love and Curses

Por , el 14 - 10 - 2009

 
Artista: Reigning Sound
Album: Love and Curses
Discográfica: In the Red Records
País: Estados Unidos
Año: 2009
Más información: web/myspace

 

Listado de temas

 

01. Brake It ( 2:24)
02. Trash Talk ( 2:33)
03. Call Me ( 2:18)
04. The Bells ( 2:28)
05. If I Can’t Come Back ( 2:27)
06. Something to Hold Onto ( 3:12)
07. Dangerous Game ( 1:36)
08. Broken Things ( 2:22)
09. Debris ( 2:40)
10. Stick Up for Me ( 3:11)
11. Love Won’t Leave You a Song ( 2:28)
12. Polly Anne ( 2:59)
13. Is It True? ( 2:18)
14. Banker And A Liar ( 2:36)

 

Creo que es de alabar el decidir tomarse un tiempo para componer y grabar un disco. Hay quien limita este tiempo a unos meses después de una gira y los hay que tardan años en presentar nuevo material. Lo importante no es el tiempo, sino el resultado. Y Reigning Sound son conscientes de ello. Cinco años han tardado en publicar la continuación de Too Much Guitar [In The Red Rcs., 2004]. Pero, a tenor del convincente resultado de las 14 canciones que componen Love and Curses [In The Red Rcs., 2009], los damos por bien empleados.

 

Un disco más pausado que su antecesor, en la línea de lo mostrado en esa joya de principios de siglo llamada Time Bomb High School [In The Red Records, 2002]. Sin la potencia guitarrera de Too Much Guitar -aunque hay temas duros-, con delicadeza y calidez, como en la maravillosa “Something to Hold Onto”, se presentan los Reigning Sound más sobrios de la década. Sin excesos, con composiciones apoyadas en un órgano presente en primer plano, y con un Greg Cartwright más melódico que nunca.

 

Cinco años después, en los que el grupo participó en la composición y grabación del primer disco en solitario de Mary Weiss -de The Shangri-Las-, incluso recuperan dos de estas canciones -”Break It” y “Dangerous Game”-; o en otros proyectos, como el regreso a los escenarios de la anterior formación de Mr. Cartwright, The Oblivians; además de colaborar con otros músicos de la escena de Memphis, como Dan Penn o Spooner Oldham.

 

 

Un lustro que también ha servido para evolucionar así como para valorar y enmendar todo aquello que no terminó de funcionar en Too Much Guitar. Y es que, tampoco nos engañaron, el disco contenía “demasiadas guitarras”. Ahora, vuelven a ser más melódicos, refinados, con alma enamoradiza, hasta demasiado si tenemos en cuenta que son una banda de rock and roll de garage. Incluso a uno le sorprende seguir viéndoles en esa encantadora factoría grasienta y ruidosa que es In The Red Records.

 

Love and Curses es una buena muestra del equilibrio entre dos sonidos: el rock and roll de la década de los años 50 y el soul de los 60’s. Sin devaneos garageros, que no terminaron de funcionar en la anterior entrega, y con acercamientos al country y al folk, como en el último corte, “Banker And a Liar”. Un equilibrio que nos permite disfrutar de la versión más gamberra de Reigning Sound, en “Call Me”, “If Can’t Come Back” o “Debris”. Pero también nos deleitan con su faceta de galanes de cortas distancias, con bellas composiciones, armoniosas y melódicas, ideales pinchar en el tocadiscos en una mañana de sol radiante, cuando la sonrisa bobalicona del amor aflora por los labios. Deliciosas tonadillas, al estilo de “Trash Talk”, “The Bells”, la citada “Something to Hold Onto”, “Polly Ane” o “Love Won’t Leave You a Song”.

 

Valoración: 8

Texto: Carlos Ayllón
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    4 comentarios

  • DIOS dice:

    El tal Carlos Ayllón ha demostrado como se tira a la basura en unas pocas palabras toda una critica musical(incluso una carrera de critico musical). ¿Cómo se puede decir la siguiente frase de uno de los disco más grandes de la historia del rock and roll? “Un lustro que también ha servido para evolucionar así como para valorar y enmendar todo aquello que no terminó de funcionar en Too Much Guitar. Y es que, tampoco nos engañaron, el disco contenía demasiadas guitarras”. Ayllón, ¡vete al cuerno!

  • Tony dice:

    Entre “Too much guitar” y este último tienen un disco llamado “Home for Orphans”, que si no me equivoco es de 2005. El disco es bastante mas “tranquilo” que Too much guitar y time bomb high school…

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.