Belo, los susodichos y los espantapájaros