La electrónica emocional de Christian Löffler llega a España en noviembre