Entrevista con Izal: “Nosotros nos aburrimos si hacemos el mismo sonido en todos los temas”.

Por , el 30 - 04 - 2012

¿Quién es Izal? ¿Es una banda o un mismo cantante? Bueno, más bien un poco de las dos. Mikel Izal (cantante) empezó con una guitarra en solitario junto a Emanuel Pérez “Gato” hace unos años. Tras varios virajes en el camino, Izal pasó a ser una banda conformada por el propio Mikel, Alejandro Jordá (batería, percusiones), Alberto Pérez (guitarras), el mismo “Gato” (bajos), e Iván Mella a los teclados. Después del EP de éxito titulado “Teletransporte” aparece “Magia y efectos especiales”, el primer largo de un conjunto compacto muy prometedor.

Este disco lleva por título “Magia y efectos especiales”, mientras que el EP se llamaba “Teletransporte”. Curiosamente hablan de cosas virtuales complicadas de diferenciar.
[Mikel]: Es como vivir de la música. Creo que son imágenes y conceptos muy abiertos que cada uno puede tomar por el lado que quiera. “Teletransporte” es un poco mi vida, por ahí se puede tomar una primera interpretación. Pero yo creo que estamos rodeados de cosas que te puedan parecer magia y efectos especiales. No sé, es una forma de crear una imagen para que cada uno la interprete como quiera. Queríamos que también cuadrara con lo que hay en el disco, incluso coincide con una canción del mismo, curiosamente la que más nos gusta.

¿‘Prueba y error’ sería un alegato al ser constante?
[Mikel]: Sí, es tropezar siempre con la misma piedra… sabiéndolo. Incluso lo repites conscientemente aunque te lo digan.

[Álex]: Nos gusta mucho ese tema, pero hemos visto que al público no le ha llamado tanto la atención. Nosotros lo planteamos como single e hicimos un sondeo para ver cual era la primera opción. Es más, enviamos una pre-producción de los temas a la gente más cercana para que opinasen, y ‘Prueba y error’ fue uno de los temas que más se movió. Sin embargo, ahora que se ha grabado el disco y se han cambiado cosas, se ha quedado en un tercer lugar.

¡Vaya!
[Mikel]: Aunque a todos nos gustaba ‘Tu continente’, nos ponía muy cachondos. No nos gusta decir lo que significan los temas, pero ‘Prueba y error’ se puede interpretar por ahí. Además, está bastante claro.

Otra que os gusta y es favorita es ‘Sueños lentos, aviones y veloces’. Incluso se ha remasterizado especialmente para el LP habiendo estado en el EP anterior.
[Mikel]: Sí, esa canción nos gustaba mucho del EP anterior. Es, digamos, la balada del nuevo disco. Pero creo que ahora mismo nos pone mucho más brutos otras más. Aunque hay una chica que nos sigue desde hace tiempo que dice que le sigue pareciendo la mejor canción del disco.

[Álex]: Es un tema que ha funcionado muy bien en directo y que ha movido mucho a la gente en diferentes formatos. También es la novedad.

¿No es un poco putada que un tema de un trabajo anterior sea mejor que el nuevo material?
[Mikel]: ¡Pero la putada es que fuera una versión! (Risas). Ha sido una opinión de muchísima gente, pero en general, la opinión es que este disco es mucho más rico que lo anterior.

[Álex]: También es verdad que hacía falta un tema un poco más lento porque en general el disco se nos ha ido de fiesta, aunque hay de todo. ‘Qué bien’ y ‘Conclusión en Do para ukelele’ son canciones a medio tiempo.

Yo diría que es un disco bipolar.
[Mikel]: Y lo es. Nosotros nos aburrimos si hacemos el mismo sonido en todos los temas. Eso es algo que llevamos marcados. Lo importante es que haya un sello coherente, el nuestro, y que nuestra marca sea que hacemos de todo en el primer disco. Incluso se ve que nos vamos por muchos lugares hasta en un mismo tema.

‘Ajam’ iría por ese palo, ¿no?
[Mikel]: Exacto. Pero escuchas el disco entero y no choca tanto. Al menos nadie nos ha dicho que choque tanto. Hay algo coherente entre todos, que es lo que pretendíamos, y eso es lo que hace que un grupo esté totalmente sólido. Toque lo que se toque suena a ellos. Por ejemplo, nos encantan Two Door Cinema Club. Tienen algunas cositas interesantes, como las formas de tocar el bajo… pero, sin embargo, el disco de Two Door Cinema Club tienen un sonido demasiado marcado. Está en el mismo registro todo el disco y eso es otra forma de ver las cosas.

Suele pasar que un grupo que se ha hecho famoso por su sonido termine cambiando en el siguiente, por lo que deja de gustar. Aunque también puede hacerse repetitivo…
[Mikel]: Eso es. Yo prefiero que me digan que ‘Extraño regalo’ no pinta nada en el disco a que los once temas suenan igual. Lo tengo clarísimo. Es un disco con el que nos venimos arriba. Intentar que el disco se escuche y te tenga atento. Es un disco para escuchar en cualquier lado. A mí me flipaba cuando cogía un disco y me tiraba tres semanas escuchándolo. Me encantaría que la gente hiciera eso con este trabajo. Es el culmen y lo máximo que puedes conseguir con una persona porque yo era muy feliz con algo que me volvía loco.

[Álex]: El problema está en que de ahí a hacer todos los temas iguales hay un paso. No digo que se cambie drásticamente, pero sí que se le de una vuela.

Mikel, ¿es cierto que no querías que el grupo se llamara Izal (tu apellido)?
[Mikel]: Sí. Lo del nombre en un principio se pensó porque era una buena forma de no perder al público que yo tenía en solitario y para que supieran de qué iba el tema. Aunque yo tenía muchas ganas de cambiar de tercio completamente y eso pasa por haber cambiado el nombre.

¿Qué nombres se barajaron?
[Mikel]: El Último Hombre de Europa… quedaba rollo cinematográfico, pero no lo veía. Pero es que Izal es mi apellido y lo veo raro. Aunque hay gente que no saben mi apellido ni que yo soy el cantante. Con el paso del tiempo se verá y convencerá. A mí me cuesta.

[Álex]: Bueno, tú lo ves raro, pero desde fuera hay mucha gente que te ve así. Los hay que llevan tanto tiempo escuchándonos que relacionan Izal con el nombre del grupo. Son cuatro letras y es fácil de recordar. Es posible que también se haga complicada la idea de que no es una banda.

Veo que esto es un adelanto, además.
[Mikel]: Para mí, lo que hacemos hoy en día, comparado con lo que hacía yo hace cinco años… es un paso brutal. Hacía algo mucho más sencillo y menos trabajado, quieras que no… no tenía las herramientas que tengo ahora, ni la experiencia. Conforme fui componiendo cosas me iba conformando con más.

Tal vez te diste cuenta, mientras componías, que esas canciones iban a sonar mejor con banda.
[Mikel]: Sí. También las referencias que tenía por entonces y por las que me nutría no son las mismas que tengo hoy. Yo lo veo como algo muy rico… aunque hay gente que no entendió el cambio.

[Álex]: Bueno, es que es normal. La putada es que ahora más difícil mantener unas canciones con sólo una guitarra.

Pero al fin y al acabo sois un grupo.
[Mikel]: Exacto. Queríamos dar la sensación de que fuéramos un grupo tocando y no una banda con un tipo cantando.

[Álex]: Y es una música que tiene muchísimas capas. Luca Petriccia y Karim Burkhaler fliparon (risas).

[Mikel]: Es verdad (risas). Karim cogió un día la mezcla y dijo: “¿¿¿pero cómo coño habéis grabado tanto???”.

[Álex]: ¡Y en tan poco tiempo! El tema está en que yo he grabado discos en muchos días de una forma muy básica con una pista por persona. Pero aquí eran no sé cuantas guitarras, percusión, arreglos…

Mientras se entienda…
[Mikel]: Lo llevamos muy claro. Luca, cuando vio la pre-producción que hice en mi casa dijo que eso era hacerlo bien aquí.

[Álex]: Tampoco nos podían permitir crear mucho más de lo que había porque no se podía.


Texto: Charly Hernández
Tags: ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.