Entrevista con The Toy Dolls: “Pensé un montón de veces en mandar todo al puto infierno”

Por , el 03 - 05 - 2012

El Punk-Rock que destilan los míticos Toy Dolls no es político ni busca remover la conciencia social. Realmente cumplen una función parecida aunque también contraria, pues antes que emborronar las cabezas prefieren ofrecer una vía de escape. “The album after last one” es un nuevo disco que viene a ser similar a lo anterior. ¿A ellos les importa? Les da igual. El caso es que siguen tocando y girando sin importarles lo que digan sobre ello. Michael “Olga” Algar escupe respuestas para una entrevista basura.

Probablemente no encontremos a los Toy Dolls más inspirados en “The album after last one”, pero ¿es posible que encontremos a los más rabiosos?
¿¿En serio lo crees así?? No sé si será el disco con los Toy Dolls más rabiosos… Para mí es un disco exactamente igual a los anteriores. Hay algunas canciones buenas y otras que no son tan buenas.

Dicen que con la edad las cosas se ven de otra manera, ¿os afecta a vosotros el paso del tiempo en la manera de escribir?
Pues si te digo la verdad… no. ¿No ves que seguimos escribiendo sobre lo mismo? Chicas, programas de televisión, problemas…, etc.

Gente como The Exploited o Sham 69 hacen canciones más políticas. ¿Vosotros pretendéis hacer canciones para evadir aun teniendo ideales propios?
Nuestras canciones son justamente escapistas. Tal y como está el puto mundo la gente necesita algún elemento que les sirva para evadirse o como vía de escape para que no se les vaya la cabeza y se vuelvan locos.

Pero le cantáis a Gordon Brown en ‘Gordon Brown gets me down’…
Aunque he de decirte que realmente no es una canción política. Es que, básicamente, Gordon Brown nos parece tan aburrido…

Desde luego, canciones como ‘Sciatica sucks’ dejan claras las intenciones de la banda. ¡Se puede ser anciano y cabrón!
(Risas) Buen punto de vista, tío, me gusta. Pues mira, durante un largo tiempo estuve obsesionado con que tenía ciática. ¡¿Ciática yo?! (Risas) Pero estaba en un error. ¿¿Cómo voy a tener ciática a mi edad??

Se vomitan letras de joven y se pulen de adulto para hablar de temas más serios. ¿El punk puede ser entendido como un tipo de comunicación juvenil para hacerles ver a los adultos las cosas que están haciendo mal?
Totalmente. De hecho, es algo que pienso siempre. No bromeo.

Vamos a hablar sobre el título. El nombre de este LP [“The album after last one”] hace referencia a vuestro anterior trabajo, “Our last album?”. ¿Era una amenaza para decir que os ibais a separar o una manera de llamar la atención?
Para nada, no fue una amenaza. En realidad fue lo que sentí, puesto que sabía con seguridad cómo estaría después de nuestra última gira. Y la verdad, yo quería seguir haciendo giras y grabando. ¡No era para llamar la atención!

Y en serio… ¿habéis pensado en mandar todo a la mierda?
Pensé un montón de veces en mandar todo al puto infierno. Sobretodo después de las largas giras y los meses que pasan lentos en la furgoneta. Son horas y horas… y hay que tratar de mantenerse ocupado, así que me dedico a escribir canciones sin llegar a ninguna parte. Pero al final del día lo pienso y me digo: pues no está tan mal esto que hago

Tal vez el rol de este disco sea ese, el de sentar la base para una nueva era en la discografía del grupo.
Te diría que ni una ni otra, pero es algo aproximado también. Si te soy sincero es un título más, como su interior, pues honestamente hablando las canciones son igual a las de los otros discos, como antes te he comentado.

Pero la canción ‘B.E.E.R.’ me parece un gran tema que mantiene un espíritu común. ¿Siempre utilizáis el mismo método de trabajo?
Supongo, aunque las cosas cambian. Pero ‘B.E.E.R.’ es una canción de Rock and Roll de directo, muy sucia y directa. Es un método común, vaya.

El álbum empieza con ‘Olgamental Intro’ y termina con ‘Olgamental Outro’. Escuchando las canciones uno puede llegar a la conclusión de que se ha tratado de hacer una especie de ópera-rock y de fábula.
¡Apúntate una, colega! Has dado en el clavo. La verdad es que suena cojonudo.

¿Se podría decir que el protagonista es Olga transformado en la Molly de ‘Molly was inmortal’ o en el Kevin de ‘Kevin´s cotton wool kids’?
Bueno, ‘Molly was inmortal’ trata en realidad sobre una estrella Pop recauchutada. Ya sabes. Y ‘Kevin’s cotton wool kids’ habla de un compañero mío. Ni más ni menos.

La verdad es que tiene mucho mérito mantener viva la leyenda de una banda después de tantos años… ¡y sin perder honestidad!
Cuesta mucho, pero se agradece siempre el apoyo.


Texto: Charly Hernández

>

Tags: ,
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Si lo prefieres utiliza tu cuenta de Facebook para comentar en Musicópolis!!



Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.